El modernismo y la oración del alba

Enrique Gómez Carrillo (1873-1927), guatemalteco, fue el gran cronista del Modernismo. Vivió en París y amó París, viajó por el Oriente soñado por los poetas franceses, escribió sobre Japón, Turquía, Grecia, España, Jerusalén o Egipto. Siempre estuvo enamorado, aunque su mujer cambió muchas veces de rostro. Decía querer, sobre todo, a…