Diker ARATI 20:45 Viernes Madrid

basmala

S. Nazim y S. Mehmet

BismilLah IrRahman IrRahim

AsSalamu alaykum wa RahmatulLah wa BarakatuHu

 

AlhamdulilLah.

 

Este viernes 6 de Noviembre celebraremos el Diker (meditación sufí), y tomaremos algo juntos, in shaa AlLah, en

Centro de Yoga ARATI

C/Martín de Vargas, 26 – 28005 – Madrid Tel: 91 126 86 02– email: centroaratiyoga@gmail.com Metro: Embajadores AcaciasCercanías: Embajadores

Quedamos a partir de las 20:30 para empezar a las 21h, inshalLah.

El encuentro es completamente libre, abierto y gratuito (aunque se agradece donación voluntaria para pagar la sala y traer comida o té para compartir).

¡Todo el mundo es bienvenido!

AlLahuma sali ala Muhammadin wa ala aali Muhammadin wa sallim

Bendiciones, Paz y Amor.

Tariqatuna Sohbet wa JairfilYamia

 

Un Sol Que Llora

Sheij Muhammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshbandi, sohbat del 7 de agosto del 2010.

 
 
Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Aziz Allah.
Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Karim Allah.
Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Subhan Allah.
Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Sultan Allah.
 
Subhanak, ya Rabbana, zid habibaka ‘izzan wa sharafa nuran wa surura wa ridwanan wa sultana. Thumma s-salatu wa s-salamu alayk, ya Sayyidi l­awwalin wa l­akhirin, wa ala jami’i l-anbiya wa l-mursalin wa man tabi’ahum bi ihsan ila yawmi d-din, ya Rabbana, ya Rabb ighfir wa rham wa anta khayru l-rahimin, ¡Ya Rabb!
 
A’udhu bi­llahi mina sh­shaytani r­rajim, Bismillahi r­Rahmani r­Rahim.
 
Thumma s-salamu alayk, ya Sayyidi, ya Sultan al-awliya, Ya sahib az-zaman, Ya Mutasarrif -Qutbul mutasarrif- li hadha l-waqt. Nuestro saludo a todos los santos, a los santos.
 
Y pedimos perdón… ¿por qué pedimos perdón? Por no seguir las santas órdenes de los Cielos. Todos corren por esta muwaqat -esta vida temporal- y nunca preguntan de dónde vienen; ni a dónde vais. Las personas son como borrachos, y los borrachos no preguntan, ¡no! Pero los santos anuncian a diario, gritan y dicen: «¡Oh gente! ¡Oh gente, despertad! ¡Oh gente, basta de ser descuidados! Ayer erais pequeños. Hoy sois el mismo ser, que cambió, creció y creció. Entonces llega a un punto en que empieza a bajar, bajar y bajar, ¡como el sol!». ¡Subhan Allah!
 
Oh ulemas salafi, ¡oh salafiyun, oh salafiyun! Debéis intentar enseñar a la gente, ¡enseñar a la gente es vuestra misión! No es vuestra misión el llevar ropas variadas, pero a vosotros os gusta mostrar apariencias diferentes [ante] la gente, [dando a entender] que sois de otro nivel. ¡No! Sois del mismo, de la misma humanidad.
 
El cambiar vuestras ropas es algo sin sabor. La gente corre tras las ropas, la gente corre mayormente a vestir diferentes modas de ropa. Por eso, si al entrar en un mercado miráis, de cada 100 tiendas veréis que 90 son de ropa, ¡de ropa! Y eso es una gran junun (chifladura), no es propio de alguien que piense, que cuide de sí mismo y de su vida.
 
La gente piensa que debe trabajar, y que deben correr tras… tras un kazanmak, maksab… perseguir el lograr mucho más dinero, y ser ricos. ¿Para qué ser ricos, cuando a todos los engañan? ¡Especialmente sus familias! Ellos mismos y sus hijos se presentan de tal manera que -si fuera posible- cada día querrían cambiar de ropa una vez por hora, con nuevas ropas a la moda. Por eso, todos los mercados son solamente para nuevas ropas a la moda.
 
Oí, estando en América en una ocasión, que allí había un famoso -muy famoso- sastre, una compañía de sastres. Era famosa, olvidé su nombre. Oí que iba gente desde Japón a esa famosa tienda de moda, para comprar algo de vestir. Yo… ¿cómo se llamaba? ¿»Fox»? ¿»Fax»?  Algo así, ¡muy famoso! ¡Llegaban desde Japón, para comprar algo de vestir! La gente de ahora está muy borracha y nunca piensan en nada, sólo piensan en cómo mostrarse con diferentes apariencias.
 
A California, esa famosa y famosa gente de la moda… van personas muy famosas. Y todo lugar donde vamos en nuestra pequeña isla… Id a los mercados, y veréis que el 90 por ciento está dedicado a nuevas vestimentas a la moda, nuevas ropas a la moda. Ellos piensan que si visten una nueva moda y vestido, su, su… su apariencia externa cambiará. Eso significa que la gente perdió la [cabeza].
 
Se visten y van frente a los espejos, haciendo así y asá. ¡Miraos la cara, vuestra cara está igual! ¿Por qué miráis vuestras ropas? La gente os mira, pero la gente tampoco se interesa por vuestra cara. La gente se interesa por lo que vestís, en particular las mujeres. Sus objetivos más importantes… -¿otra palabra?- …se dirigen a la vestimenta: ¿cómo deben vestirse, cómo deben ser vistos entre la gente?
 
¡Cómo piden que la gente mire sus ropas, especialmente las señoras! Si fuera posible, pedirían llevar -cada 24 horas- 24 vestidos a la moda diferentes. Eso… su mentalidad está acabada. ¡Subhan Allah, Gloria a Allah Todopoderoso! No es algo verdadero, que nuestra gente corra tras nuevas modas a diario. A diario nuevas modas, ¡a la moda! Quieren ser la señora más a la moda, todas y cada una dicen: «¡Yo soy esa!».
 
El Señor de los Cielos ordena a Sus ángeles que les pregunten: «Oh Mis criaturas, oh humanidad! ¿Pensáis que os creé para vestir nuevas ropas a la moda? ¿Pensáis que para eso os creé? ¿Qué es esto?». Y todos piden ser vistos con diferentes apariencias, ¡la gente corre hacia eso! Perdieron la [cabeza], ese no es el verdadero propósito de nuestra creación.
 
Allah Todopoderoso nunca ordenó a los profetas llamar a la gente: «¡Oh gente, venid a vestir cada día nuevas ropas a la moda!». ¡No! Miles de profetas llamaron a la gente: «¡Oh gente, venid a adorar a vuestro Señor! ¡Oh gente! Sois siervos, venid e intentad prestar vuestro mejor servicio a vuestro Creador, el Todopoderoso Allah».
 
¡Subhan Allah! ¡Oh nuestros salafiyun, ulemas salafi! ¿Seréis humildes y haréis tadhkir, haréis recordar a la gente? «¡Oh gente! ¡No corráis tras la moda, las nuevas modas, nuevas modas!». ¿Se lo recordáis? ¡Nunca! Eso es porque también seguís la nueva moda en ropas, los coches a la última moda, los muebles a la última moda y las nuevas modas de comer y beber. ¿Esto qué es?
 
Pero Allah Todopoderoso –Subhanahu wa Ta’ala– dijo: Bismillahi r­Rahmani r­Rahim, «Wa drib lahum mathalan» (36:13) (Y presentadles un ejemplo). Allah Todopoderoso indicó a Sus escogidos -a los celestiales, los santos- que se dirigieran a la gente y les hablaran, de forma que entendieran. Su santa orden se debe a que la gente no entiende, a menos que se les dé un ejemplo. Si les dais un ejemplo, quizá se interesen y reflexionen sobre ello.
 
¡Mirad! Cada día, Allah Todopoderoso recuerda a la humanidad: «¡Oh gente! ¡Fijaos en vuestras vidas, mirad! Cada día sale el sol con juventud y brillo, ¡muy hermoso! «. Y… sigue subiendo, subiendo, subiendo… Llega a la altura de vuestra cabeza, y esa es la más… es la más perfecta posición del sol, cuando el sol se sitúa sobre nuestra cabeza. ¿Sí?
 
Eso lo muestra cada día Allah Todopoderoso, como un ejemplo para la gente: «¡Oh gente! Nacéis y crecéis, crecéis, crecéis… Cada mes hay un círculo (señala hacia el cielo), una media circunferencia que va por esa curva, ¡una curva! Vuestra vida es como la vida del sol: sube, sube y sube, llega a un punto de perfección y entonces comienza a bajar”.
 
Hacia abajo, abajo, abajo, abajo… y llega al horizonte, el horizonte de la puesta de sol. El sol, al inicio de su subida, ¡ríe! «Tan brillante como un sol que ríe»… ¿sí? Sigue y sigue, pero… ¡fijaos en el momento de la puesta de sol! Comienza a llorar, a llorar y llorar. Llora y llora, y desaparece. Cada día, el Señor de los Cielos da esa lección a la gente -para que entiendan-, pero la gente está borracha.
 
«Wa drib lahum mathalan» (36:13) (Y presentadles un ejemplo). «¡Oh gente! ¡Oh anbiyas, Oh profetas! Dad un ejemplo referente a la vida de la humanidad, mostradles el movimiento del sol». El sol… el sol nace y avanza, ¡avanza como un joven sol! Llega al punto medio de los cielos, ¡tan alegre! Entonces comienza  a bajar, bajar, bajar…
 
No quiere bajar, pero los ángeles lo llevan, ¡lo llevan! Baja, baja, baja… y al llegar al punto donde se pondrá -el lugar de la puesta [de sol]- está llorando. Llora, pero llorar no da ningún beneficio. Baja y baja. ¿Su curso? Sí, es como un círculo. Llega, y comienza a bajar, ¡llorando! Llora, llora y llora -aunque no le dé ningún beneficio-, y después desaparece.
 
Allah Todopoderoso muestra a Sus siervos -cada día- su estilo de vida. [El sol] iba vestido con ropas muy brillantes al inicio, [pero] después -al final- se le quita ese brillante -reluciente- vestido. Se le retira, y pasa a ser sólo… ¿un recorrido rojo? [Una curva]. ¿Un curso rojo? [Es un] kurs derler ona. Es decir: no brilla, ¡es sólo un círculo rojo! Llora y es retirado. Una tan brillante y magnífica exhibición del sol -simplemente- desaparece, ¡pero la gente no piensa!
 
Cada día, ese ejemplo llega a los ojos de la humanidad. ¿Qué podemos hacer? La gente perdió la [cabeza] porque están borrachos. Corren tras teorías shaytánicas, modas shaytánicas, las obras y los esfuerzos shaytánicos; y después piensan que su sol nunca se pondrá. Pero cada uno es… son como un sol, y al final desaparecen. [Nada] les dan sus billones o trillones, ni sus novedosas ropas, [sus] casas a la moda o los coches a la moda.
 
Una vez, me encontraba en… en Nueva York. Había un encuentro para ciertos objetivos, y era en un salón unos pisos más arriba; y estábamos esperando. Nos dijeron: «Deben esperar un poco, porque [en] el último… El último piso, su… su propietario acaba de fallecer, y lo estamos bajando». Nosotros… yo estaba allí viéndolo y ellos hasir, [rodearon] el cadáver de esa persona con una esterilla y otras prendas. Lo pusieron en una esquina del ascensor, una mitad en pie y la otra mitad de su cuerpo en el suelo. Y así -sobre eso- llevaron a esa persona.
 
Me dije: «¡Oh! ¿Qué sucedió? ¿El propietario de este edificio de tal manera, qué ocurrió? Wa weilah, ¿qué ocurrió? Este enorme edificio es suyo, ¿y lo lleváis de esa forma, huh?». La gente está borracha ahora, y no piensa que en cualquier momento puede… pueden dejar esta vida. ¿El curso que seguirá? El recorrido de su sol se está poniendo, y todos deben… Su [sol], el sol de su vida se pondrá. Uno brilla, uno se pone.
 
Nunca piensan en eso, por eso estoy sorprendiendo a la gente. Ellos se mantienen ocupados para nada, ¡para nada! Fueron engañados por el diablo y satanás, y por sus seguidores. La gente a la moda, son todos agentes de shaytán, siervos de shaytán, consejeros de shaytán. Ahora todo tiene el fin de engañar a la humanidad, y hacer que pierdan o descuiden sus vidas, [sin considerar] de dónde vienen o a dónde van.
 
Esa es la fuente principal, que está llevando al principal problema, un problema en buyuk. El mayor problema no es el problema de la crisis económica, ¡eso es mentira! El verdadero problema es que la gente -en su totalidad- es engañada por el diablo y satanás. Satanás hace que la gente esté borracha.
 
Decía Sayyidina Ali, bendiciones de Allah sobre él: «An-nasu niyamun fa idha matun tabahu«. Es decir, el sobrino del Sello de los Profetas decía -a partir del santo conocimiento del santo Profeta, paz sobre él- que toda la gente duerme. Eso quiere decir que están soñando, se mantienen ocupados con sueños. Cada uno tiene un sueño especial y corre tras él pero, en último término, no entienden que sus vidas son como un sueño y que ellos están durmiendo, ¡durmiendo! Cuando llegan al fin de sus vidas despiertan, miran y ven la realidad.
 
¡Oh gente, oh nuestros asistentes, no corráis en exceso tras el dunya! Ese es un importante… un importante ejemplo para vosotros, pues Allah Todopoderoso ordenó a los profetas que hablaran a la gente y les hicieran entender mediante ejemplos. Y un ejemplo diario es el sol, [pues] las vidas de todos son como el sol. [El mismo] crece, llega a una posición perfecta y después se reduce más y más. Va perdiendo su ser y, al final, se acaba la luz de su vida. [Entonces] ya no hay más Sr. Juan, no más Sr. Jaime, no más Sr. Ricardo, no más Su Alteza Juan, ni más majestuosos reyes o majestuosas reinas, ni más Su Excelencia, presidentes ni primeras damas. ¡Se acabó, fueron llevados!
 
¡Oh nuestros asistentes, pensad en ello! Y oh ulemas salafi, debéis… debéis entender lo que dice Allah Todopoderoso. «Wa drib lahum mathalan» (36:13). «Y presentadles un ejemplo, lahum«. Vosotros decís: «Somos… somos… somos ulemas -eruditos- y queremos enseñar a la gente». Para enseñar a la gente debéis pensar en ello, y pensar en [que] Allah Todopoderoso dice: «Wa drib lahum mathalan» (36:13).
 
Debéis encontrar algunos ejemplos para el ser humano, ponerlos ante sus ojos y que… que miren y entiendan. Y el mayor ejemplo para la vida de la humanidad -lo que podéis llamar ejemplo- es el ejemplo del sol que nace y muere. Muere: llega y pasa. Si no hacéis esto significa que nunca se os dio ninguna hikmat -sabiduría-, ¡no tenéis sabiduría! Vosotros y los qassas… los qassas -narradores, contadores de historias- y vosotros estáis al mismo nivel.
 
¡Pensad en ello! Pensad en ello, oh wahabíes, oh salafis y otras personas diferentes. Dejad vuestras iddi’a -afirmaciones- y venid a aceptar la realidad. No os salvaréis por vestir ropas variadas, ¡no! Debéis intentar entender la realidad de vuestras vidas en este planeta. Que Allah nos perdone, por el honor del Sello de los Profetas – Sayyidina Muhammad, salla Allahu alayhi wa sallam. Fatiha.
 
Nuestros oyentes, ¡no me escuchéis a mí! Escuchad las sabidurías celestiales que se conceden a los santos desde los Cielos. En primer lugar a los profetas y a sus seguidores verdaderos, así como a los warith – herederos. Fatiha.
 
No es sólo para los musulmanes, ¡no! Es una realidad para todos y cada uno. Esta es una declaración verdadera, para toda la humanidad. Quizá digan: «Somos cristianos». ¡Es lo mismo! Quizá digan: «Somos judíos». ¡Es lo mismo! «Somos musulmanes», ¡no cambia! «Budistas», ¡no cambia! Toda clase de personas están en una misma vida, y nuestras vidas [son] iguales. ¡Pensad en ello!
 
Seréis recompensados o seréis castigados, pues vosotros… vosotros dejasteis perder vuestra oportunidad y la más valiosa ocasión: las joyas recibidas por medio de los profetas. ¡Ikhtai, vergüenza sobre la humanidad! Oh nuestro Señor, perdónanos y danos comprensión por medio de Tus santos. Fatiha.
 
Enlace al vídeo:

Autor: Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.