Para qué sirve una terapia

Encuentra tu luz

(Texto extraído de madridpsicologia.com, autor Rafa Millán)

No hay normas ni reglas fijas, y cada caso es único, pero podemos enumerar algunas de las funciones más habituales de una terapia:

– Descarga emocional: poder liberarte de la angustia o la ansiedad compartiendo con una persona sensible y cualificada (y válida para ello) todo aquello que te preocupa, te pesa, te carga, te onera, te angustia… incluso aquello que te avergüenza, sabiendo que no vas a ser juzgado sino, al contrario, escuchado, aceptado y querido incondicionalmente (al menos en las primeras fases). Dicho de otro modo: ofrecer un espacio de seguridad donde poder ir depositando todo lo que necesites y sacando a la luz lo que estaba oculto, a veces tan profundamente que ni tú mismo sabías que estaba ahí.

– Contención de la ansiedad: el terapeuta tiene que saber contener tu ansiedad y gestionar cualquier estado emocional, por negativo o explosivo que parezca. Es más, el mero hecho de poder actuar libremente delante de alguien puede resultar tremendamente terapéutico. Ser aceptado por otro es el primer paso para aceptarse uno mismo.

– Función espejo: ponerte delante una imagen sana y madura de ti mismo que puedas introyectar. El terapeuta tendrá que ser muy cuidadoso e intentar mantener la neutralidad para no inocularte sus propios sesgos, reflejándote una imagen deformada e inválida, como en un espejo de feria. En realidad, todos estos puntos podrían resumirse así: el terapeuta debe escucharte y comprenderte en tu singularidad concreta para poder devolverte lo que realmente eres (sin contaminarlo con sus propias concepciones de la vida)

– Ayudarte a encontrar las claves de ti mismo: el terapeuta, por su experiencia, puede orientarte y ayudarte a comprender partes de ti mismo o de tu conducta que pueden resultarte desconcertantes o extrañas, sobre todo esas conductas contra las que luchamos una y otra vez y de las que no parecemos poder liberarnos nunca (son “más fuertes que nosotros”). A veces hay estados de ánimo que te arrastran y contra los que, aparentemente, nada puedes hacer. Pero todo eso tiene una causa y un origen y existen medios para llegar a comprenderlo y combatirlo; una persona entrenada para ello podrá ponerte sobre la pista y ayudarte a encontrar las claves que te faltan.

Es decir, vale para comprendernos mejor. A veces, simplemente necesitas un armazón, un esqueleto sobre el que ir colocando vivencias fragmentarias que no acaban de integrarse. Un buen terapeuta tiene que saber qué hacer con esas vivencias y conectarlas entre sí formando un todo coherente y armónico, lleno de sentido.

– Dar ánimos y ganas de vivir. Inyectar vitalidad. Un buen terapeuta debería estar en contacto con las potencias creativas y vitales de su alma para saber señalártelas a ti y enseñarte a conectar con ellas. También, en los casos en los que haga falta, puede incluso “injertar” partes de su propia personalidad.

– Función parental. Casi siempre el problema hunde sus raíces en la educación temprana y en la primera infancia. Por eso el terapeuta tiene que suplir las carencias que se dieron encarnando los roles paterno y materno. Como se dice en algunas escuelas, ejercer la función materna (nutricia, amorosa) y paterna (dar la ley y poner los límites). Por supuesto, esto es una muleta provisional, y debe hacerse sólo hasta que la persona esté lo suficientemente fortalecida como para no necesitarlo y pueda darse ambas cosas a sí misma. Si no el resultado sería contraproducente, porque la persona podría engancharse emocionalmente con el terapeuta generando una dependencia emocional (neurosis de transferencia).

– Función existencial: Ayudarnos a aclarar nuestra “filosofía” vital, el sentido de nuestra vida. Es muy importante saber para qué vivimos, la vida nos sobra si no tenemos un porqué, un sentido o una dirección, por lo que nunca podremos estar seguros de si avanzamos o retrocedemos. Cuando un barco no sabe a qué puerto se dirige, no encuentra ningún viento favorable.

Cuando un barco no sabe a qué puerto se dirige, no encuentra ningún viento favorable.

– Campo de pruebas para la vida y para trabajar nuevas habilidades. En el espacio terapéutico puede ensayarse, con red de seguridad, aquello que se teme, y también empezar a desarrollar nuevas habilidades y características personales. Lo más habitual es aprender habilidades sociales o refinar las que se tienen, sobre todo en lo que se refiere a las relaciones con el otro sexo.

– Guía para el autoconocimiento profundo. Un buen terapeuta puede ejercer, hasta cierto punto (y sólo mientras sea estrictamente necesario), de guía vital o de «maestro existencial». A través de ejercicios y de la interpretación de la vida profunda (sueños, deseos, fantasías), y por su propio conocimiento de la vida anímica, puede ofrecer un modelo válido que el paciente tome para sí.

– Otras funciones no menos importantes serían: descongestionar la parte emocional, escuchar activamente, comprender incondicionalmente, orientar, nutrir el alma (y hasta acariciarla si hace falta), ayudar a aclarar la propia trama psicofamiliar, investigar el origen de deseos, intereses y fantasías para aprender a controlarlos, etc.

 

(Texto extraído de madridpsicologia.com, autor Rafa Millán)

Autor: Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.

5 opiniones en “Para qué sirve una terapia”

  1. REBERTHING

    Respiración

    Los bebés y los niños pequeños respiran bien, usando toda su capacidad respiratoria y haciendo respiraciones conectadas a menudo. Están en contacto con su propia esencia divina y con su fuente de alegría, siempre radiantes como soles.

    Con las represiones de la sociedad y de la educación, a edad muy temprana, los niños empiezan a reprimir sus emociones.

    La manera de hacerlo es conteniendo el aliento, reduciendo así la cantidad de aire que entra en los pulmones.

    Llegadas a la edad adulta, la gran mayoría de las personas respiran lo mínimo para sobrevivir, lo cual les produce una desconexión consigo mismas y con su cuerpo. Por desgracia apenas tomamos conciencia de la importancia de la respiración.

    La respiración es nuestro primer alimento, respiramos los 24 horas del día. Obviamente es tan importante o más respirar bien que comer bien.

    La respiración es la base de la salud, es nuestra fuente principal de nutrición y eliminación.

  2. Psicología Creadora

    La mente contiene los pensamientos y patrones de pensamientos conscientes e inconscientes con los cuales creamos nuestra vida e interpretamos nuestra realidad. Aprender a procesar nuestra mente es fundamental para descubrir los mecanismos que nos mantienen anclados al dolor y la enfermedad.

    En renacimiento consideramos que hay ocho “traumas” o síndromes humanos, que nos limitan, y que condicionan nuestra mente consciente e inconsciente.

    Estos “traumas”, con los condicionamientos que conllevan, nos impiden estar en contacto con nuestro verdadero potencial y nuestra esencia divina.

    En las sesiones y en los cursos de renacimiento trabajamos sobre estos temas para integrar estas memorias profundas, liberando nuestra mente y nuestro universo emocional de sus condicionamientos negativos.

    Esto permite que el dolor se transforme en bienestar, la lucha en facilidad, el miedo en confianza. Dos de estos “traumas”son el trauma de nacimiento y la mentira personal.
    El trauma de nacimiento y la mentira personal

    Al nacer vivimos el choque de pasar de un ambiente líquido a un ambiente aéreo.

    Desgraciadamente los nacimientos actuales en hospital con corte del cordón umbilical de forma prematura, las prisas, el acelerar las contracciones de la madre de manera artificial, la falta de armonía, los ruidos etc, hacen que el nacimiento y la primera respiración del bebé sean mas difíciles.

    Al nacer el bebé hace conclusiones sobre la vida, como “no soy bienvenido”, “la vida es una lucha”, “la vida es dolor”.

    Todos tenemos un “guión de nacimiento”único que solemos repetir una y otra vez en nuestra vida.

    Por ejemplo una persona que no se sintió amada al nacer tendrá tendencia a no sentirse amada y a atraer circunstancias en las cuales no se siente amada.

    Es muy gratificante aprender a transformar la partes negativas de nuestro guión de nacimiento y observar cómo va cambiando nuestra vida.

    Otro de los síndromes es la mentira personal.

    Una mentira personal es un pensamiento de auto-sabotaje acompañado de una emoción o sentimiento profundo que controla nuestra mente y nuestra vida más que cualquier otro, como puede ser por ejemplo “no valgo” “soy culpable” “no me quieren” etc.

    Suele tener una estrecha relación con el trauma de nacimiento.

    Aprendemos a identificar cual es nuestra mentira personal y ver cómo actúa en nuestra vida.

    Con diferentes técnicas de Pensamiento creador, como las afirmaciones, conseguimos deshacer la mentira y llegar a nuestra ley eterna.

    La ley eterna es un pensamiento que activa nuestra conexión con la inteligencia infinita (creatividad, amor, abundancia, alegría, paz…), cancelando así la mentira personal.
    Mejorar la calidad de nuestros pensamientos

    El aprender a transformar nuestros pensamientos es un paso importante para el desarrollo y la realización personal en todas sus dimensiones, tanto a nivel práctico como espiritual.

    La mente es como un jardín que hay que cuidar y donde hay que plantar y regar lo que queremos ver crecer, y quitar las malas hierbas.

    Tenemos que aprender a cuidar de nuestro jardín, si no queremos verlo invadido de malas hierbas. La mente es una herramienta, pero si no sabemos usarla, nos convertimos en su víctima.

    La naturaleza de la mente es llenarse de pensamientos, si no elegimos los pensamientos que van a beneficiar nuestra vida y crear lo que queremos, la mente repite los pensamientos del pasado (tanto a nivel conciente como subconsciente).

    De nuestros pensamientos depende la calidad de nuestra vida y de las circunstancias y acontecimientos que vamos a atraer.

    Me preguntan a menudo qué tipo de personas vienen a tomar sesiones o cursos de renacimiento o cuáles son sus motivaciones.

    Muchas personas son personas que ya se sienten bien y quieren mejorar algunos aspectos de su vida. Otras quieren desarrollarse espiritualmente.

    También hay personas que vienen para resolver un tema en concreto como problemas de autoestima, de pareja, de trabajo, de bloqueos emocionales o que buscan energía y apoyo para sacar un determinado proyecto adelante.

    Otras personas vienen para mejorar su salud. Y lo bonito es que todas se van con una herramienta eficaz que luego pueden aplicar en todos los aspectos de su vida de manera independiente.

    El renacimiento enseña cómo recuperar las riendas de nuestra realidad en armonía y para el bien de todos. Aprendemos a ser el creador consciente de nuestra vida. Nos ayuda a encontrar nuestro lugar en el mundo y a participar en él concientemente, realizándonos como personas y seres espirituales que somos.

    Nos da este equilibrio tan anhelado, de poder vivir desde un centro de paz interno hagamos lo que hagamos y estemos donde estemos.

    UNA ENTREVISTA CON LEONARD ORR, CREADOR DEL REBIRTHING

    Concluiremos nuestra revisión acerca del poder de la res­piración con algunas explicaciones del hombre que descubrió este poder a través de su experiencia personal, y en conse cuencia desarrolló la técnica de Rebirthing. Es el extracto de una entrevista con Leonard Orr, realizada por la autora, en mayo de 1989.

    GUNNEL: ¿De dónde tomaste la idea original para el Rebirthing? ¿Cómo comenzó?

    LEONARD: Las ideas sobre Rebirthing llegaron como resultado de mi evolución personal. Mi primera experiencia de Rebirthing ocurrió en 1962. Estaba tomando un baño y sentí que no podía salir de la bañera. No tenía fuerza su­ficiente para salir del agua. Por supuesto que recién años después comencé a entender lo que había ocurrido. Entre 1962 y 1968 viví muchas «experiencias de bañera» como esa. En 1968, mientras estaba dentro de la bañera, co­mencé a tener recuerdos vívidos del momento de mi naci­miento. Por supuesto, entre 1965 y 1967 fui aclarando mi «impulso de muerte» («Impulso de muerte» es un concepto especial introducido por Leonard Orr. Está explicado en el Capítulo 10). Esto me proporcionó un lugar totalmente a salvo en mi mente, y me sentí seguro en el universo físico. Tal seguridad me permitió recordar conscientemente mi nacimiento, en varias oportunidades.

    La energía inmortal siempre fue la base de la energía de Rebirthing. No es ningún secreto el hecho de que los renacedores (rebirthers) que en verdad han aclarado su impulso de muerte y el trauma de su nacimiento, brindan a sus consultantes un beneficio totalmente diferente en comparación al que ofrecen aquellos renacedores que sólo son técnicos de la respiración. En cierto sentido, los guías más expertos en ejercicios respiratorios no tienen la mis­ma profundidad para intuir, si no han aclarado su ciclo nacimiento-muerte, o por lo menos una parte significati­va de él. Pero probablemente, desenvolver el propio «caso», para llegar a ser una expresión pura del espíritu, puede insumir 50 ó 100 años.

    El siguiente paso fue ofrecer un seminario en 1974, donde describí mis experiencias acerca del recuerdo del momento del nacimiento. Los que estaban presentes dije ron que ellos también querían pasar por experiencias de ese tipo. Les sugerí que se metieran en la bañera y se quedaran allí hasta que sintieran que debían salir. O que se quedaran durante por lo menos media hora, o más de una hora. En la mente existe una barrera psicológica -una barrera natural- que nos impide llegar demasiado lejos dentro de nosotros mismos. Cuando las personas se relajan y atraviesan esa barrera, llegan a una compren­sión fantástica de sí mismos. Los del seminario vivieron experiencias dramáticas y poderosas; llegaron a pedirme que estuviera presente cuando esto ocurría. De allí pro­viene la idea de un rebirther. Después de observar a una o dos personas, se me ocurrió la idea de usar un snorkel y una pinza para la nariz, en una bañera con agua caliente, que fuera bastante grande para que otras dos personas pudieran estar en el agua al mismo tiempo.

    Así es como realmente comenzó el Rebirthing. Mien­tras conducía varios cientos de experiencias de Rebirthirig, me di cuenta de que las personas pasaban por una trans­formación del mecanismo de respiración; a esto lo llamé «curar la respiración». Me pregunté si seria posible guiar a las personas hasta que llegaran al ritmo respiratorio que yo veía aparecer espontáneamente durante las experien­cias. Hice algunos intentos, y encontré que sí era posible.

    GUNNEL: ¿Cuáles son las mejores condiciones para una sesión de Rebirthing? ¿Se necesita un equipo especial o se puede hacer en cualquier parte y con cualquier persona?

    LEONARD: Las mejores condiciones consisten en un espacio pri­vado y a solas con un guía. En algunos casos, es una buena idea integrar equipos de tres: un rebirther, un asis tente y alguien que respira. No debe haber demasiado rui­do, para que el rebirther pueda escuchar el ritmo respira­torio de la persona y guiarla durante una hora o dos, o el tiempo que le lleve completar el ciclo de la energía. Rebirthing se realiza acostado, para que la persona esté completamente relajada y pueda dedicarse al ritmo respi­ratorio. Una sesión es un ciclo completo de la energía. El tiempo que lleve la sesión está determinado por la energía misma. La persona va hacia dentro de sí misma. La ener­gía se mueve tanto en el cuerpo como en la mente. Las concentraciones de energía negativa se van disolviendo, y esto responde tanto a un fundamento emocional como a un fundamento fisiológico.

    Las sensaciones físicas que experimentan pueden va­riar mucho, y lo mismo ocurre con las experiencias men­tales y espirituales. Al comienzo de la práctica, los ciclos de energía son más físicos. Pero generalizar es difícil, ya que, en apariencia, las experiencias interiores de las per­sonas pueden ser muy diferentes. Pero si se observan ob­jetivamente desde el exterior, hay mayor acción fisiológica en las primeras cinco o seis sesiones, aunque interior­mente puede ocurrir lo opuesto. En ocasiones, experimen­tan sensaciones fisiológicas que despiertan miedos y gran preocupación en su mente racional; así, casi no pueden observar los fenómenos fisiológicos por los que van atra­vesando.

    Usualmente, me «renazco» a mí mismo dos veces por día, en agua, en mi bañera. Esto requiere entre media hora y una hora, a veces más; lo hago dos veces por día, para meditar y respirar. Siento que, al participar en el mundo, la energía negativa se concentra especialmente en mi plexo solar. En estos baños, se disuelven muchas capas de energía. Puede ocurrir que sienta concentracio­nes de energía negativa alrededor de mi cabeza, en mi garganta, en mis tobillos o en otras partes de mi cuerpo. Después de meditar en la bañera durante media hora, o quizás más, siento que puedo dejarme ir y que mi cuerpo está relajado. Cuando salgo del baño siento que mi cuer­po está limpio y claro. Siento que mi cuerpo energético está limpio y equilibrado, y que me brinda una experien­cia de éxtasis y paz. Hasta que voy a un negocio o a algún otro lado y comienzo a recolectar energía otra vez. De modo que si me puedo mantener alejado de otras personas, mi cuerpo de energía está limpio durante todo el día, excepto en lo que se refiere al ciclo evolutivo natural que está ocu­rriendo. A lo largo del día, nuestra energía cambia, con independencia de lo que absorbemos. Me baño diariamente dos veces, para restablecer mi equilibrio.

    El ciclo de energía es en realidad la base de Rebirthing. El principal objetivo es aprender cómo respirar tanto ener­gía como aire. El segundo objetivo es aprender a respirar en el agua, o a limpiar y equilibrar a diario el cuerpo ener­gético, con agua y con aire. Cuando las personas han aprendido a hacerlo, ya tienen un instrumento práctico muy potente que pueden usar para hacer que sus vidas cotidianas estén plenas de éxtasis.

    GUNNEL: ¿Es cierto que hacer Rebirthing a solas, o hacer Rebirthing, no es para nada seguro? ¿Puede ser peligro­so?

    LEONARD: En lo que se refiere a la respiración, Rebirthing siem­pre es seguro. La respiración es totalmente segura. La mente no es segura, y todo el tema de la seguridad nos lleva a la idea de la inmortalidad física. Mientras una per­sona crea que la muerte, la muerte física, puede ocurrirle sin el control de ella, que la muerte física es inevitable y está más allá de su control, jamás estará a salvo, haga lo que hiciere. Cuando uno se libera de esa idea y se siente tan seguro en el universo como dentro de su propia mente y en la presencia de Dios, nada hay que no sea seguro. Todo es seguro. De modo que la inseguridad es creada por la mente. Cuando una persona comienza a entender su propia mente, ya no tiene que preocuparse por ella. Rebirthing es tan seguro como lo sea la mente de una per­sona. Esté o no respirando, una persona tiene que vivir en su propia mente. Si una persona no se siente segura, es­tará tan insegura cuando hace Rebirthing como cuando no lo hace.

    GUNNEL: ¿Cuál es la parte más importante de la respiración en Rebirthing? ¿El ritmo? ¿El tiempo que dura la respiración? ¿Qué es?

    LEONARD: La parte más importante es fundir la inhalación con la exhalación. Cuando la inhalación queda fusionada con la exhalación uno experimenta, en el nivel fisiológico, la unidad del ser. En una respiración estás experimentado la fusión del espíritu en la materia. Yo lo llamo la expe­riencia biológica de Dios.

    GUNNEL: ¿Es esto algo que Ud. desarrolló o está basado en an­tiguas ideas orientales?

    LEONARD: No, yo lo aprendí en las primeras sesiones de Rebirthing, observando cómo se modificaba el mecanismo respiratorio de las personas. Lo llamé «aprender a respi rar a partir de la respiración misma». En cierto punto del proceso, aprender a respirar a partir de la respiración misma, para algunas personas es una realización inter­na. Al comienzo, esta no fue una experiencia inducida. Fue algo espontáneo. Cuando vi lo que ocurría, me pre­gunté a mí mismo si podría inducir esta experiencia, guian­do el ritmo respiratorio de la persona hacia el ritmo que vi emerger espontáneamente. Pero cuando guié el ritmo res­piratorio de una persona hacia la experiencia de aprender de la respiración misma, fundiendo la respiración interna con la respiración externa, la persona no llegó a percibir lo que ocurría. Es decir, no podía aprender ese ritmo res­piratorio en dos o tres sesiones. Sin embargo, un alto por­centaje de personas sí aprendió ese ritmo respiratorio. Aprendieron cuál es la conexión entre la respiración in­terna y la externa, con frecuencia en un período de entre cinco a quince sesiones. Allí hay un punto en el que una persona comprende que ella es tanto la energía de su res­piración como el aire. Cuando esto se integra en la mente y en el alma individual, ya han aprendido a respirar. Esto es lo que queremos decir con respiración consciente. Es hacer conscientemente la conexión del ritmo respiratorio. Fusionar la inhalación y la exhalación: esa es la técnica, pero el poder del espíritu de la técnica es conocer, de for­ma intuitiva, que estás respirando tanto energía como aire.

    GUNNEL:En elpranayama se pone énfasis en la pausa entre la inhalación y la exhalación. ¿En Rebirthing sucede lo con­trario?

    LEONARD: La respiración conectada es la forma natural de res­pirar el espíritu dentro del cuerpo. Así es como respiran los recién nacidos. Las personas respiran así cuando duer men profundamente. Esto no significa que hacer ejerci­cios diferentes no tenga valor. Yo, por ejemplo, creo en la respiración nasal alterna. Esto es, inhalar a través de una narina, y exhalar a través de la otra, de manera alterna­da. Este ejercicio en especial limpia el pasaje que va desde las narinas hasta el sistema nervioso. Cuando esos pasa­jes están limpios, la energía se integra en el cuerpo, de un modo tal que cura todos los órganos y los mantiene en buen estado.

    GUNNEL: ¿Cómo guía a las personas durante la sesión? ¿Usa solamente su intuición o emplea también la técnica mis­ma?

    LEONARD: Las personas están construidas de forma tal que, si uno utiliza sólo la técnica de fundir la inhalación y la ex­halación, la experiencia se irá dando de forma más espon tánea. La habilidad de un buen rebirther está determina­da por la intuición que tiene para poder ver, oír y sentir la energía que se va fundiendo en el aire. No es posible en­trenar a las personas para que intuyan. Sólo se les puede proveer un ambiente en el cual desarrollar su intuición. Es posible observar que una persona desarrolla la habili­dad para intuir, pero no hay modo de forzarla a hacerlo.

    GUNNEL: ¿Existe alguna diferencia entre usar agua fría, agua caliente o hacer una sesión seca? ¿En qué consiste? LEONARD: Hay una gran diferencia. El agua tibia estimula los recuerdos intrauterinos y experiencias psicoanalíticas y psicofisiológicas profundas. Induce un estado de relaja­ción muy profunda. Todo el cuerpo fisico se formó en un medio de agua tibia, en el útero. De esta forma, nuestra estructura emocional básica se formó en el agua caliente. El nacimiento es la primera experiencia de frío. Rebirthing en agua fría tiene la tendencia a disolver nuestro trauma respecto de la temperatura, o de otras experiencias displacenteras, cuando salimos del mundo cálido y entra­mos en el mundo frío. Rebirthing en agua fría hace Ro lfing con la energía del cuerpo. (Rolfing es un estilo de masaje de los tejidos profundos, desarrollado por Ida Rolf y usado para evocar emociones, mediante el contacto fisico). Rolfing es una manera de estimular y contactar el dolor que se almacenó en el organismo psicofisiológico. Los más pro­fundos niveles de dolor del organismo humano pueden ser estimulados y trabajados mediante Rebirthíng en agua fría. La técnica básica de Rebirthing en agua fría es entrar en ella centímetro a centímetro, e integrar las sensacio­nes a medida que se va avanzando. Se puede demorar entre media hora y una hora, para entrar en el agua. El agua puede estar a cualquier temperatura, mientras se trate de entrar en agua fría, y no en hielo. Pero la tempe­ratura del aire no debe estar por debajo del nivel de con­gelación, porque uno puede morir congelado. Cuanto más confortable sea la temperatura del aire, mucho mejor. Pre­fiero hacer esto a mediodía, cuando hay mucho sol y cielo azul. La brillante luz del sol permite integrar el dolor y la incomodidad y estimula una rápida liberación de los blo­queos. Pero hice Rebirthing en agua fría en medio de tor­mentas de lluvia, cuando los que asistían tenían que usar paraguas.

    GUNNEL: ¿Por que es tan efectivo el Rebirthing ? ¿En qué forma afecta al cuerpo?

    LEONARD: El significado último de esta pregunta sería ¿por qué respiran los seres humanos? Los humanos respiran para inhalar oxígeno de manera fisiológica y para liberar mate­ria residual. En los hechos, la respiración es el máximo sistema excretor que tiene el cuerpo. El que le sigue, en orden de importancia, es el sudor; orinar y defecar vienen al final en la lista de prioridades para la liberación de los residuos del cuerpo. Cuando se está respirando con el ritmo conectado, se produce en el cuerpo un efluvio de energía que lo nutre y lo purifica de manera efectiva, en un nivel óptimo.

  3. LA CIENCIA Y EL BUDISMO TIBETANOA partir de esta experiencia, llegamos a los años 90 con la confirmación de que diferentes colores (longitudes de onda diferentes) al incidir, a través del ojo humano, sobre la glándula pineal, afectarían al sistema endocrino y al sistema nervioso autónomo, el cual, a su vez, influenciaría, a través del nervio vago, todos los órganos internos, así como a los órganos de los sentidos y a las funciones periféricas del cuerpo.Pero la antigua sabiduría ya menciona todo ello.Tal es el caso de la teoría de los Chakras, encontrada en escritos tibetanos antiguos, donde se sostiene que la luz entra en el cuerpo a través de los ojos (ventanas del alma) hasta la pineal (sede del alma) y continúa recorriendo un sistema de 7 centros energéticos, que se localizan exactamente en los emplazamientos de las principales glándulas endocrinas.Estos centros se corresponden con diferentes estados de conciencia personal y aspectos de la personalidad, además de comunicarse entre sí por una red de finos canales energéticos, llamados nadis, que se extienden hasta fuera del cuerpo físico. Los antiguos consideraban que por los nadis la energía de la fuente de la vida se convertía en materia.Según afirmó el Dr. Jacob Liberman, en su obra: «Luz la medicina del futuro», (Luz a medicina do futuro) ed. Siciliano, edición 1994, pág. 61: «Tal vez ya sea hora de que comprendamos que nuestro conocer intuitivo ha precedido a nuestros descubrimientos científicos. ¿No estaremos, en realidad, utilizando el método científico para comprobar lo que ya sabemos?»
    ARTRITIS REUMATOIDEASe hizo experimentos sometiendo a 60 mujeres de mediana edad, portadoras de artritis reumatoide, a la exposición con luz azul. De la experiencia resultó que los dolores disminuían mientras las regiones afectadas permanecían expuestas a la luz azul. También observó que cuanto mayor era el tiempo de exposición, mayor era el beneficio obtenido. (DraSharon Mac Donald).SIDA Y CANCERSe demostró los efectos que determinadas longitudes de onda provocaban a nivel celular, tanto en organismos animales como vegetales. Esta experiencia abrió espacio para encaminar las pesquisas de la terapia de la luz en relación a las dolencias que afectan a los procesos celulares, como la mutación del ADN que ocurre en los casos de cáncer e incluso en el SIDA.(Dr Ott).Posteriormente la Dra. Smith Sonneborn descubrió que para que una célula se tornase cancerosa, en primer lugar habría de sufrir una alteración en su componente hereditario responsable por la restauración celular presente en el ADN .Y relizó diversas experiencias en laboratorio. Las pesquisas fueron verdaderamente muy exitosas, y demostraron claramente, que determinados tipos de luz del espectro visible revertían el proceso de envejecimiento celular, al igual que reparaban las células cancerosas.COMO FUNCIONA LA MELATONINA CON LA LUZ SOLARUna nueva fase en la terapia de la luz se inicia a partir de 1989, por los hallazgos del Dr. Russel J. Reiter, en relación con la melatonina, la hormona y el neurotransmisor liberado por la glándula pineal.La melatonina es producida por la glándula pineal y regulada por el ciclo diario de claro-oscuro (conocido como ritmo circadiano). La glándula pineal está ligada a los ojos y el oscuro le sirve de señal para iniciar la producción de melatonina. La glándula pineal está conectada con los ojos (las ventanas del alma) mediante una vía nerviosa directa que produce la melatonina al oscurecer, ayudando a regular el ritmo biológico básico de cada órgano, cada tejido y cada célula del cuerpo. Ella regula, además, otros ritmos, como el ciclo de sueño y vigilia y el inicio de la pubertad.LA MELATONINA PARA EVITAR EL ENVEJECIMIENTOLa melatonina en el cerebro actúa como inductora del sueño; en el corazón y en el sistema circulatorio, reduce la formación de coágulos, lo cual, a su vez, ayuda a proteger al organismo de ataques y derrames. En el torrente sanguíneo, aumenta la capacidad de producción de anticuerpos, fortaleciendo el sistema inmunológico. Y finalmente, en el cuerpo entero, la melatonina actúa directamente sobre las células, como antioxidante, protegiéndolas de los daños provocados por los radicales libres, considerados los villanos responsables por el envejecimiento.Se ha comprobado que la melatonina constituye un poderoso antioxidante, que inhibe los ataques de los radicales libres a la membrana celular, protegiendo el mecanismo de restauración y renovación celular, restringiendo los procesos de envejecimiento. Bajo este punto de vista, la glándula pineal responsable por el reloj biológico, se convierte también en la controladora del reloj anti-envejecimiento. La glándula pineal conectada a los ojos y alimentada por la luz a través de ellos, es la directora general del equilibrio entre los procesos orgánicos internos y el medio externo. Si lo examinamos desde el punto de vista holístico, la Pineal, a través de la luz, gobierna la integración y el equilibrio entre los procesos internos del ser humano y el resto del universo.LA IMPORTANCIA DE LA GLANDULA PINEAL Y LA FUENTE DE LA JUVENTUDA partir de los numerosos estudios y pesquisas respecto de la amplia gama de propiedades de la melatonina, la glándula pineal se fue convirtiendo cada vez más en objeto del interés de la ciencia, siendo hoy considerada como la nueva glándula-maestra responsable por el reloj biológico y por la liberación de la melatonina, hormona responsable de la producción de amplia variedad de otras hormonas que regulan diversos procesos orgánicos, desde la digestión hasta la reproducción.La glándula pineal, considerada como la sede del alma por René Descartes en 1616, como el centro del chakra de la coronilla por los hindúes y yoghis, el lugar de encuentro con Dios, en la tradición hebraico-cristiana y lugar por el que entra la energía de la vida en el meridiano del hígado para los chinos, habiendo sido posteriormente subestimada por la ciencia, que la ha considerado como el apéndice del cerebro, hoy vuelve a ser el centro de las atenciones de la ciencia, debido a su posible función como «fuente de la juventud», a partir de las propiedades de la melatonina.Desde el punto de vista filosófico, religioso y metafísico, la pineal también está siendo objeto de estudios, ocupando un lugar de destaque, pues muchas técnicas de meditación y trabajos con energía, han venido revelando un aumento de los potenciales y funciones atribuidas a la pineal. Tal como la ciencia ha demostrado que las funciones de la pineal son afectadas por la luz y el equilibrio luz-oscuridad, también se ha detectado que la glándula pineal responde, no solamente a la luz solar, sino también a la luz espiritual, o sea, la luz que los ojos visualizan en estados de meditación o de oración profundos.Surge en este momento una reflexión: tal como ha ocurrido con el abordaje sobre la glándula pineal, que ha ocupado un lugar de destaque para los antiguos, siendo posteriormente subestimada por la ciencia moderna, y que hoy vuelve a ser objeto de estudios como la gran glándula-maestra que promete desvendar los misterios de la vida y de la eterna juventud, tal vez de manera semejante, la terapia de la luz, que ha llegado a su auge entre los antiguos y que ha sido arrinconada por la ciencia del siglo pasado, vuelva en los días de hoy, como una revolucionaria terapia no-invasiva que está manifestando excelentes resultados en áreas donde las terapias convencionales han fracasado, y se pueda iniciar una nueva fase evolutiva de la ciencia y de la filosofía, en que la luz y el lenguaje de los colores sean el alimento y la medicación del futuro.Estamos sin duda en el umbral de la aparición de una nueva base para la existencia humana en la faz de la Tierra, en la cual una integración ciencia-espiritualidad se hace absolutamente necesaria para evitar retrocesos en el proceso evolutivo. Cabe a cada ser humano la gran responsabilidad de honrar la vida en todas sus formas de manifestación de la luz de Dios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.