Diker ARATI Viernes 20:30 Madrid


Basmala-the-Bismillah-phrase-Arabic-islamic-Calligraphy-3

S. Nazim y S. Mehmet

BismilLah IrRahman IrRahim

AsSalamu alaykum wa RahmatulLah wa BarakatuHu

 

AlhamdulilLah.

 

Este viernes 13 de marzo celebraremos el Diker (meditación sufí), y tomaremos algo juntos, in shaa AlLah, en

Centro de Yoga ARATI

C/Martín de Vargas, 26 – 28005 – Madrid Tel: 91 126 86 02– email: centroaratiyoga@gmail.com Metro: Embajadores AcaciasCercanías: Embajadores

Quedamos a partir de las 20:30 para empezar a las 21h, inshalLah.

El encuentro es completamente libre, abierto y gratuito (aunque se agradece donación voluntaria para pagar la sala y traer comida o té para compartir).

¡Todo el mundo es bienvenido!

Que Mawlana Sheij Nazim (qas), Sheij Mehmet Adil (qas) estén complacidos con nuestro esfuerzo y nuestro trabajo, inshalLah, y nos den su apoyo y su barakah.

AlLahuma sali ala Muhammadin wa ala aali Muhammadin wa sallim

Bendiciones, Paz y Amor.

Tariqatuna Sohbet wa JairfilYamia

Por favor, colabora compartiendo. Muchas gracias!

La Curación Viene De Allah

Sheij Muhammad Adil an-Naqshbandi al-Haqqani, Sohbat del 29 de enero del 2015

Audhu billahi min ash-shaytani r-rajim, Bismillahi r-Rahmani r-Rahim. As-salatu wa s-salamu ala Rasulina Muhammadin, Sayyidi l-awwalina wa l-akhirin. Madad ya RasulAllah, madad ya Sadati Ashabi Rasulillah, madad ya Masheijina, ¡dastur! Madad Sheij Abdullah Daghistani, Sheij Muhammed Nazim al-Haqqani.
 
«Tariqatuna as-sohbah, wa l-khayru fi jam’iyyah«.
 
Allah Azza wa Jalla mostró a la gente toda bondad, y no podéis terminar de contar Sus Bendiciones. «Wa ‘In Ta’uddu Ni’mata Al-Lahi La Tuhsuha» (16:18). Es un santo ayat: las bendiciones que Él nos da, no tienen fin. Él nos mostró qué hacer en cada situación. Si hacéis eso, estaréis a gusto y no tendréis quejas después. En cambio, si hacéis algo por cabezonería, no os libraréis de las quejas ni los problemas. Allah Azza wa Jalla dio el problema, y también dio su cura. Quienes tengan paciencia, serán recompensados. Quejarse no es buena cosa, y a Allah no le gustan las quejas. Él dice: «Mi siervo se queja de Mí».
 
Hay una solución para todo, de parte de Allah Azza wa Jalla. Si alguien está enfermo, o aunque no esté enfermo y recite versos del Qur’an/Corán, diciendo: «La shifa/curación es de Allah», se curará fácilmente sin necesitar nada más. Pero debéis tener una buena creencia y verdadera iman/fe. Vuestra fe en Allah debe ser completa, para que: «Wa Idha Maridtu Fahuwa Yashfeen» (26:80) – «Cuando estoy enfermo, es Allah Quien me cura». Al menos podéis recitar 3 Ijlás y 1 Fatiha, soplar en el agua y beber. También eso será shifa.
 
Si alguien toma una medicina, diciendo: «Esa medicina me curará», entonces hay dudas en cuanto a su fe, ma’adh Allah. En cambio, si tomáis la medicina y decís: «Todo viene de Allah, y esa medicina es sólo un medio de curación. La curación no está en la medicina, la curación viene de Allah», entonces tal medicina será benéfica. Si pensáis que sólo os cura la medicina, no habrá beneficio y vuestra fe saldrá perjudicada.
 
Vemos que existen muchas enfermedades, y los doctores dan medicamentos, pero los mismos no tienen un efecto beneficioso. «Prueba este otro», y ese otro tampoco beneficia. «Haz esto, haz lo otro»… y finalmente dicen: «Debemos hacer cirugía, estarás mejor tras la cirugía». También para las operaciones debéis confiar en Allah, pues la cirugía… a la segunda vez no da beneficio. Que Allah ayude y dé shifa. Incluso en enfermedades sencillas, poned esa intención y pedid shifa a Allah. Recitad la Basmala, la Fatiha u otros versos de shifa del Qur’an, y tomad vuestra medicina.
 
Quienes recitan por Allah, y no por dinero… hay quienes recitan por Allah. También ellos benefician, y podéis pedirles que os reciten. Ellos recitan algunas cosas, soplan y eso da beneficio, con permiso de Allah. La mayor shifa viene de ahí. Sheij Efendi nunca mostró karamat/milagros abiertamente, pero –shukr/gracias a Allah- todos aquellos por los que recitó y oró encontraron shifa. Era en nombre de Allah. Pedir shifa de Allah a tales personas, es mucho mejor que la más fuerte medicina. Ese era un karamat de Sheij Efendi, es un karamah de los awliya -santos- que en su aliento haya shifa. Como día y noche su lengua, labios y boca hacen Dhikrullah, traen shifa.
 
En tiempos de nuestro Profeta, nuestro Profeta recitaba algunos versos de shifa, llamados ruqyah. Se recitaban para que la gente encontrara shifa, por lo que eso existe desde tiempos de nuestro Profeta. Es una sunnah, no está fuera del Islam. Pero algunas personas de mente estrecha dicen ahora que eso es bid’ah/innovación -no una sunnah-, y confunden a la gente. Es lo contrario: existía en tiempos de nuestro Profeta. Hay una orden de nuestro Profeta según la cual podéis hacerlo, y todos deben hacerlo. Que Allah dé a todos beneficio por medio de ello.
 
Deben recordar que la shifa está en el Qur’an, pues la shifa viene de Allah. Aún tomando medicinas, al decir: «La shifa es de Allah» –no vuestra-, Allah pone los medios. Entonces, decid la Basmala con intención de shifa, y tomad la medicina. Con permiso de Allah, os dará beneficio. Pero si decís que os curó la medicina -Allah lo prohíba-, arruináis vuestra fe. Es Allah Quien os hace sentir mejor.
 
 
Allah Azza wa Jalla nos muestra el mejor camino. Él es el Creador, y Sus favores no tienen fin. En el Qur’an, Él dijo: «Wa In Ta’uddu Ni’matallahi La Tuhsuha» (14:34). Si intentáis contar los favores de Allah no podréis, pues no se terminan. Sólo hablamos un poco… aún si pasáramos nuestra vida hablando de esto, diríamos muy poco acerca de los favores de Allah. Allah nos lo dio todo para ser felices y no sufrir, para ser felices aquí y en el más allá. La primera felicidad es saber quiénes sois, y para qué estáis aquí. Cuando sabéis eso, sois por Allah. Y si estáis aquí por Allah seréis felices, nada más os inquietará.
 
Él nos muestra, cuando a veces sucede algo malo… aunque os parezca algo muy malo, es bueno para vosotros y vuestra vida eterna. Él os recompensa por esos favores que no cesan. Cuando Él os da algo que os hace sentir muy mal -si estáis enfermos u os sucedió algo- y sois pacientes sabiendo que viene de Allah, ese es un gran favor de Allah, y Él os recompensará.
 
Él os muestra qué hacer cuando estáis enfermos o no estáis bien. Él dijo que se lean ayat del Quran. Allah hizo del Quran y de Sus Nombres una cura –shifa– para la enfermedad. Produce un efecto muy fuerte el que alguien lea esos ayat. Incluso quien esté enfermo, puede leer él mismo 3 Ikhlas y 1 Fatiha, y beber de esa agua. Pero se ha dicho que si hay un hombre que sepa leer, es mejor. Si no, también puede leer alguien de la familia. El padre para los hijos, o la madre. Incluso ellos pueden leer, y estarán protegidos del mal de ojo, de la enfermedad y los accidentes durante días.
 
En especial Mawlana… él leyó en miles de casos, y para miles de personas hubo un beneficio. Se curaron, y tienen salud porque él leyó sobre ellos, bendiciéndolos. Eso es del Profeta, salallahu alaihi wa sallam. Y desde tiempos del Profeta… él también recitaba, diciendo a la gente que recitaran para sus enfermos, o en casos de mal de ojo. No es bid’ah ni nada nuevo, y es efectivo. ¿Por qué es efectivo? Porque las personas como Mawlana y el Profeta, salallahu alaihi wa sallam -o personas que adoran mucho-, tienen los Nombres de Allah constantemente -día y noche- en su corazón y en su boca. Dicen cosas buenas todo el tiempo, y eso tiene por efecto una shifa en la gente.
 
Es un milagro del Profeta, salallahu alihi wa sallam, y un karamah de Mawlana Sheij. Miles y miles de personas estaban al borde de la muerte y, cuando Mawlana leyó, recobraron la salud y vivieron largos años tras esa recitación. Vimos esto en muchos casos.
 
Otra situación es cuando estáis enfermos, vais al médico y el doctor os da medicinas. No digáis: «Esa medicina… no tomaré esa medicina, esa medicina no hace falta». Quizá la necesitéis a veces, pero al tomar esa medicina, no digáis: «Esa medicina me curará». Si decís eso, implica que vuestra fe es débil. No, decid: «Allah creó esta wasifa -este medio-, y la shifa o curación es por Él. Si Allah no hace que esta medicina produzca efecto, nada ocurrirá». Entonces hace efecto.
 
En caso contrario, si decís que os cura [sólo] la medicina, no hará nada. El doctor os cambiará la medicación y os dará algo más fuerte, diciendo: «Quizá esta sea mejor». Y será lo mismo: si Allah no quiere, no hará efecto. Tras 1, 2 o 3 cambios [de medicación], dirán: «No, debemos comprobarlo mirando; retirando y cortando, y mirando debajo. Ahora debemos pasar a operar». Todo va de mal en peor.
 
En cambio, si desde un principio creéis en Allah y decís: «Incluso un poco de medicina hace efecto, por Allah», y al tragarla decís: «Bismillahi r-Rahmani r-Rahim, ya Shafi, ya Kafi«, hará efecto y os curaréis. No lo atribuyáis todo a esa medicina: «Me curará». No, la curación viene de Allah. Si Él quiere, puede hacerlo. En cambio, a quienes no creen, Él les hace tomar miles de pastillas sin que nada suceda. Toman un puñado por la mañana y otro por la noche, antes de dormir, después de dormir… y nada ocurre.
 
Viven toda la vida con pastillas. Eso no es bueno, pero si creen en Allah y dicen: «Con una bastará», está bien. Quizá a veces sea necesario para algunas personas, pero lo más importante es que Allah nos da ese favor, viene de Él. Él enseña a hacer esto, y [a saber que] el efecto viene de Él. [Si] creemos en Él al decir «Bismillahi r-Rahmani r-Rahim» y tragar [la medicina], hará efecto insha Allah.
 
Que Allah nos aleje de la enfermedad insha Allah, interna y externa. Es porque la enfermedad interna es más difícil que la [visible]. Que Allah cure también a esas personas. Wa min Allahi tawfiq. Al-Fatiha.
 
Enlace al vídeo:

Autor: Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.