Diker Arati 20:30 Viernes Madrid


Basmala-the-Bismillah-phrase-Arabic-islamic-Calligraphy-3

S. Nazim y S. MehmetBismilLah IrRahman IrRahim AsSalamu alaykum wa RahmatulLah wa BarakatuHu AlhamdulilLah.

Este viernes 20 de febrero celebraremos el Diker (meditación sufí), y tomaremos algo juntos, in shaa AlLah, en

Centro de Yoga ARATI

C/Martín de Vargas, 26 – 28005 – Madrid Tel: 91 126 86 02– email: centroaratiyoga@gmail.com Metro: Embajadores AcaciasCercanías: Embajadores

Quedamos a partir de las 20:30 para empezar a las 21h, inshalLah.

El encuentro es completamente libre, abierto y gratuito (aunque se agradece donación voluntaria para pagar la sala y traer comida o té para compartir).

¡Todo el mundo es bienvenido!

Que Mawlana Sheij Nazim (qas), Sheij Mehmet Adil (qas) y el Santo Profeta (sws) y AlLah (swt) estén complacidos con nuestro esfuerzo y nuestro trabajo, inshalLah, y nos den su apoyo y su barakah.

AlLahuma sali ala Muhammadin wa ala aali Muhammadin wa sallim

Bendiciones, Paz y Amor.

Tariqatuna Sohbet wa JairfilYamia

Por favor, colabora compartiendo. Muchas gracias!

 

Venid A La Morada De La Paz

Sheij Muhammad Adil an-Naqshbandi al-Haqqani, Sohbat del 30 de enero del 2015.

 
[…]
En lo que se refiere a los musulmanes actuales, dicen: «Cometí muchos pecados. No seré perdonado, iré al infierno», ¡y continúan pecando! Siguen con esa lógica, y se equivocan obrando así. Allah dijo: «Inna Allaha yaghfiru aldhdhunuba jami’an» (39:53) – Allah es Quien perdona todos los pecados. Allah es el más Perdonador: «Inna Allaha ghafoorun raheemun» (2:182). Es Perdonador y Misericordioso, el más Misericordioso y Perdonador es Allah.
 
Por eso, si cometisteis pecados, ¡arrepentíos!, y Allah perdonará. Nadie debe perder la esperanza en la Misericordia de Allah. Aún si alguien tiene pecados grandes como montañas, Allah perdonará. Arrepentíos, dirigíos al camino recto. Allah ama la belleza, a Él no le gusta la fealdad. Allah es bello y ama la belleza.
 
Por belleza no queremos decir… algunos afirman que tiene sawab/ recompensa el mirar la belleza, y mirar a las mujeres. A eso lo llaman belleza, pero no es belleza. Lo que hacéis es feo. Dar una mala mirada al honor de otra persona no es algo bonito, es malo. La belleza está en las bellas maneras. La belleza que Allah ama son esas bellas maneras, las de la gente hermosa. La belleza no reside en la apariencia, sino en las maneras y comportamiento.
 
Algunos dicen que un hombre así es desagradable. ¿Qué es desagradable? No lo soportáis ni siendo bello, os avergüenza, algunos no pueden llevarse bien con él… Pero quizá [otro] sea muy guapo, y la gente huya de él. Lo bello es lo que ordenó Allah. Todo lo demás es feo, abochorna y da vergüenza. No da paz a la humanidad, sino que perturba [a las personas]. Que Allah no nos separe del camino recto, insha Allah.
 
Hoy hablamos de cómo le gusta a Allah que sea la gente. A Allah le gusta que las personas sigan un camino agradable y bello: el hermoso, agradable y dulce camino que Allah ordenó a las personas. Su orden es ser suave, ser… actuar con bondad. Lo malo es feo, y eso es cometer malas acciones, hacer cosas malas y seguir un mal camino. Allah llama a la gente: «Venid al lugar de la paz». ¿Cuál es? Es el Paraíso.
 
Allah llama a todos: «Venid al Paraíso». Él nunca llama al infierno: «Venid al infierno», ¡no! ¿Quién llama al infierno? Shaitán llama al infierno. Allah ordena siempre que se siga el camino bonito y dulce, el camino del Paraíso. Incluso en este mundo, quienes son dignos de ir al Paraíso se sienten en parte en el Paraíso, con dulzura interior. En cambio, los demás no perciben eso. Sólo sienten los malos sentimientos, no las buenas sensaciones.
 
Y Allah dice a la gente: «Oh, quienes no estáis en la senda del Profeta, ¡venid!». [Si] vais, Allah perdona lo que hicierais antes de ser musulmanes. El Islam lo perdona todo. Cuando os hacéis musulmanes, sois como bebés recién nacidos, sin pecados. En ese momento, se os comienzan a anotar cosas buenas. Nada malo, ningún error anterior se anotará. [Eso es así] aún si tenéis 60 o 90 años, e incluso si a lo largo de vuestra vida cometisteis toda clase de malas acciones.
 
Más allá de lo que podáis pensar o imaginar, sobre lo que oísteis decir que un hombre hizo hasta los 90 años… al decir: «Ash-hadu an la Ilaha illa Allah, wa ash-hadu anna Muhammadan Rasulallah«, todo eso terminó. Allah comienza en ese momento a anotar en un nuevo registro, para que tenga una vida feliz – hayatun sa’yida. Eso es para todos. Desde el Profeta –salallahu alaihi wa sallam– hasta hoy día, es lo mismo. No cambió. «Él lo dijo en ese momento, pero ahora habrá cambiado». ¡No! Es así, y así debe ser. Quienes hagan otra cosa, no siguen el camino correcto.
 
Además, hay un muy buen ejemplo en el Profeta, salallahu alihi wa sallam. Allah siempre dio ejemplos mediante el Profeta, porque la gente pensaba: «Es un Profeta, ¡nada le afecta!». No, él fue quien más aziyat -daño- recibió. Lo dañaron, el más dañado fue el Profeta, salallahu alihi wa sallam. Eso fue hasta el punto de que todos sus hijos e hijas fallecieron. Sólo Hazrat Fatima estuvo con él en vida. ¿Podéis imaginar eso? No podéis imaginar cuán mal hace sentir eso.
 
Y él… también su tío Hazrat Hamza, al convertirse en shahid/mártir… el nombre de quien lo convirtió en shahid era Wahshi. Se llamaba Wahshi, e incluso ese hombre -al hacerse musulmán- fue perdonado. ¡Fue perdonado! Esto es un ejemplo. No podéis decir que él no sufrió nunca, ¡no! Sufrió las peores cosas. Aún si lo amaba muchísimo… -fue en Uhud, tras [la batalla] de Uhud- …los ancianos estaban pendientes de sus shahid. El Profeta… ellos olvidaron a Sayydina Hamza, y eso entristeció aún más al Profeta. Pero después se acercaron, y dieron tasallih/condolencias al Profeta, salallahu alihi wa sallam. Entonces, eso no es fácil, ¡así es!
[…]

Autor: Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.