Sed como sois. Sohbet de Mawlana Sheij Nazim

Sed Como Sois


Shaykh Mohammad Nazim Al-Haqqani An-Naqshibendi, Sohbat del 7 de abril del 2010.

 

Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Aziz Allah, Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Subhan Allah, Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Sultan Allah. Somos testigos de que el Sello de los Profetas, Sayyidina Muhammad, es el más glorificado, el que recibe más honor en la Divina Presencia. Allahumma salli wa sallim wa barik alayh, amma yaliq li’ataihi Ya Rabbana, Astaghfirullah. Madad.

 

Aulia_SheikhNazimAssalamu alaykum, Asistentes, que tengáis felicidad, que tengáis felicidad y honor, por asistir a un encuentro celestial: ahora es muy poco común encontrar reuniones celestiales en nombre de Allah Todopoderoso. Sí, podéis encontrar centros oficiales, gente oficial, que puede realizar algunos encuentros o discusiones. A nosotros no nos gusta la discusión, el jadl, la polémica. La gente usa la discusión porque shaytán les ordena ser discutidores. Hanh, habláis, comprended; corregid cuando él hable, sí.

 

Decimos: Audhu Billahi min as shaytan ar rajim. Allah Todopoderoso… como adab Islámico, debemos dirigirnos primero a Allah Todopoderoso por su Santo Nombre, entonces este discurso llega rápido a toda la Creación, en especial en nuestro planeta, y todos estarán preparados para derrotar a shaytán y sus tareas. Adaban, decimos: Audhu Billahi min as shaytan ar rajim. Esto, al ser Orden de Allah Todopoderoso, debemos usarlo, y cuando pedimos esto acuden rápidamente los guardianes de la Humanidad, del Este al Oeste, los que oyen dónde, en qué encuentro hay gente diciendo Audhu Billahi min as shaytan ar rajim: corren allí y derrotan a shaytán y a sus soldados, haciéndolos huir. Sí, por ello es importante decir Audhu Billahi min as shaytanir rajim: llega una protección especial a los encuentros.

 

Ahora podéis encontrar muchas reuniones, pero en ellas no se usa audhu Billahi min as shaytan ar rajim. Ellos piensan, ‘Nosotros nos bastamos’, pero es incorrecto, porque el Hombre es creado débil. Somos una débil creación, siempre necesitamos conexión con los territorios invisibles para que lleguen hasta nosotros. Si no, estaremos sobre la Tierra como en el mundo animal. No, tenéis que tamizar, diferenciar, hanh, debemos actuar como miembros de la Humanidad, Hijos de Adán que han sido honrados en ser diputados del Señor de los Cielos, Subhanallah.

 

Y decimos Bismillahi’r Rahamni’r Rahim. Ahora esgrimimos la espada celestial en nuestras manos. Quien olvide esgrimir esta espada, caerá fácilmente en las alucinaciones de shaytán, las alucinaciones shaytánicas, o puede ser atrapado fácilmente en todas las trampas shaytánicas. Por ello, la gente de nuestros días se siente tan extrañada de encontrar una reunión así. Es así de poco, poco, poco común, y con la mayor parte de la gente es a nivel oficial. Pero lo oficial le quita a la gente la familiaridad, Uns. Rasmiyyat, para lo oficial debéis ser personajes oficiales. No abrís vuestro corazón a los demás, sino que usáis el personaje oficial, dejáis a un lado vuestro ser real, y tomáis una personalidad de imitación. La personalidad de imitación no tiene valor: ¿pensáis que un plástico en forma de diamante es lo mismo que un verdadero diamante? Desde lejos, podéis decir que ambos son diamantes. Pero no es así, nunca, jamás.

 

Así que las cosas oficiales hacen que la gente abandone sus seres verdaderos, y usen el vestido de una personalidad de imitación; y eso es por orden shaytánica. Por ello, uno de los mayores awliyas del mundo Islámico, Mawlana Jalaluddin Rumi, decía, “Oh Gente, sed como os mostráis ante la gente; no les engañéis, no uséis dos personalidades, usad una personalidad, y vuestra personalidad verdadera vendrá a través de vuestra espiritualidad. Pero no lo usáis, cerráis o escondéis vuestro ser real, y os mostráis en contra de eso. Eso es haram. Sed como sois”. No uséis dos personalidades: podéis engañar a la gente, pero no podéis engañar al Señor de los Cielos, no podéis engañar a los seres celestiales, no. Por ello, de quienes engañan a la gente dice el Sello de los Profetas (sas), “Ese no es de mi Nación”. Mucho, mucho cuidado; una seria advertencia del Profeta (sas): “Quien nos engañe, no es de mi Nación”. Nuestros ulemas Salafi deben conocerlo, el Hadith Sharif, man ghashshana fa laytha minna. Justo ha llegado esta santa palabra del Sello de los Profetas (sas).

 

Es muy, muy, muy importante, la advertencia y la cautela, también para toda la ummata Muhammad (sas). Zidhu Ya Rabbi izzan wa sharafa nuran wa surura. Esto, Subhanallah, induce un temor completo. No podéis cambiar de dirección: Istiqamat (rectitud); honradez, de ir por el camino correcto. No abandonéis ese camino para usar algo que favorezca vuestros talab, deseos egoístas, es muy importante. ¿Dónde podemos encontrar gente así ahora? Toda la gente está intentando exhibir, no su personalidad real, sino que quieren engañar a la gente usando dos personalidades. Una la guardan para sí mismos, la otra es para tratar con la gente, usan una segunda personalidad, ¿para qué? Por shaytán. Esa persona puede mostrar, ‘Soy una persona de fiar’, hablando así, así y, cuando ha conseguido su objetivo, cambia, se quita la máscara de la cara y muestra otra cosa. “Oh, ¿quién eres tú?” “El que está aquí”, pero ha engañado. El engañar le quita todo poder, es la peor característica shaytánica.

 

Todos los Profetas advirtieron a sus naciones y dijeron, “Guardaos de shaytán”, ya que él intenta hacer que la gente use dos caras; dos caras, usándolas para engañar a la gente. Y ahora el mundo entero está cayendo en crisis, no es realmente una crisis económica, no. No, sino que es la crisis de nuestras características. ¡Dilo así! Sí. El suqut akhlaqi/declive moral… nuestras características han sido tomadas bajo hegemonía shaytánica, del este al oeste: en el mundo musulmán y no musulmán, todos siguen caminos shaytánicos, y abandonan los consejos celestiales que se les dirigen, y el Sello de los Profetas (sas) enseñó a la gente las más elevadas maneras.

 

Quien engañe, sea entre cristianos, sea entre judíos, sea entre musulmanes, aquellos que engañan son expulsados del noble honor con que habían sido glorificados; ese honor se les retira, sus caras se ven muy feas, las luces celestiales se retiran al momento de sus rostros, y están acabados. Por ello, un punto importante ahora: hemos de seguir los consejos celestiales hacia la islah, la corrección. Si no corregimos nuestras características, ni los tesoros de 70 reyes, con esos tesoros… ni los tesoros de Qarun pueden salvar a la gente de la crisis económica. Allahu Akbar, Allahu Akbar.

 

Por eso, ahora decimos que somos un puñado de personas, un puñado de personas, y el Señor de los Cielos siempre envía a alguien de entre Sus siervos, para hacer que la gente despierte. Oh Gente, abandonad la dejadez, abandonadla y reflexionad sobre ello. Y bien, esto es una declaración del este al oeste. No es que lo piense, sino que sé, que lo que decís ahora es lo que dijeron todos los Profetas a sus naciones. Esa fue la declaración de Sayyidina Ibrahim (as), Sayyyidina Nuh, Sayyidina Adam, Sayyidina Yaqub, y las doce tribus de los Hijos de Israel hasta Moisés; después, hasta Sayyidina Daud, Sayyidina Sulaiman… todos ellos usaban lo que estamos diciendo ahora. Nadie puede decir que uno de la Nación del Sello de los Profetas no esté diciendo la verdad, nadie. Y llegó hasta Sayyidina Zakaria, Sayyidina Yahya, llegó hasta Sayyidina Isa. El Nabi, Profeta y Ruhullah, ese distinguido. Él no puede decir que alguien de la Nación del Sello de los Profetas esté diciendo mentiras, no.

 

Por ello, me dirijo a su Santidad el Papa: ¿es incorrecto lo que estoy declarando a todas las naciones? ¿Es verdad o no? Y también les pregunto a los rabinos principales, ¿es verdad o no? No pueden decir, ‘Esto no es verdad’. Los que engañan a sus profetas han sido expulsados; aquellos que traicionan a sus libros y profetas también son expulsados. Y hasta el día de hoy, tampoco en el Mundo Musulmán quienes usan los valores, los valores celestiales que fueron escritos e inspirados desde los cielos, no pueden decir que lo que dice ese siervo sea mentira, que no diga la verdad. Y nadie puede encontrar una forma de salvar al mundo de las crisis, si no usan lo que estamos diciendo: Al amanatu tajlibu’l rizq, wa’l khayanatu tajlibu’l faqr.

 

Oh ulemas Salafi, ¿conocéis ese hadith? ¿Por qué no habláis? Hablad y advertid a todas las naciones de lo que ordenan las inspiraciones celestiales. ¿No es verdad lo que decía el Sello de los Profetas (sas)? Al amanatu/ser honesto: la honestidad atrae tesoros celestiales hacia vosotros, más que lo que está debajo, pero si no vais a ser honrados, entonces habrá kha’in/engaño, khiyanat/traición, traición que conlleva faqr, pobreza y debilidad, llevando a la gente a no tener honor. ¡Oh Gente! Todo está muy claro. Si usamos una de los santas palabras del Profeta, basta para decírselo a toda la nación, pero shaytán dice, ‘No escuchéis, no temáis, no hagáis, haced como yo digo’. Usad vuestra capacidad mental, ¿por qué engañáis? ¿Por qué no sois rectos? ¿Por qué no corréis a tener honor? Quizá algunas personas de aquí os honren, pero su intención es sacar algún beneficio para sus vidas; no son verdaderos. ¿Por qué no corréis para alcanzar el honor celestial? Si se os concede un honor celestial, la gente sobre la Tierra serán para vosotros como siervos, y os honrarán, correrán tras vosotros, y os ofrecerán sus altos respetos. Si no, la gente estará enfadada con vosotros y os maldecirán por cambiar los caminos que llevan a ser honrados diputados del Señor, El Todopoderoso Allah. Quiera Allah perdonarnos.

 

Oh gente, Oh gente, venid y escuchad, para alcanzar honor aquí y en el más allá. No penséis que los honores de imitación os van a dar algo, no os dan nada. En cambio, encontraréis verdaderos honores en vuestra infinita vida eterna. Dad preferencia a uno de los dos. Uno de ellos es sólo para la corta vida sobre este planeta. Cuando dejéis esto, y seáis llevados a otro mundo o al territorio de Allah Todopoderoso, lo lamentaréis; pero entonces será demasiado tarde, demasiado tarde, es antes de que llegue nuestro último aliento. Haced vuestros preparativos, preparaos para el día en que abandonéis este ser oficial, y venga vuestro ser oficial de los cielos; ese día lo lamentaréis, y no os servirá, quizá sea inútil.

 

Quiera Allah perdonarnos, por el honor de Su más amado en Su Divina Presencia, Sayyidina Muhammad (sas). Por ello, le pedimos a Allah Todopoderoso que nos envíe a quienes corrijan nuestros pasos, cambien nuestras características, cambien nuestros hábitos, de malos hábitos a buenos hábitos, de buenos hábitos, a mejores; de mejores, a los mejores hábitos. Oh Gente, el dunya acaba de llegar a… ha pasado el tiempo, ha llegado a la última estación, y su libro, su libro de registro, está a punto de terminarse, y llega el sello celestial sobre él; y va a ser enviado el Día de la Resurrección. Oh nuestro Señor, perdónanos, Oh nuestro Señor, somos débiles. Envíanos de Tus siervos especiales, para que enseñen y lideren a Tus débiles siervos desde los caminos incorrectos al lugar correcto. Sed, Oh ulemas Salafi… intentad ser uno de ellos. Debemos llamar sólo a la gente de la Verdad. ¿Qué es la Verdad? Todo el Santo Quran está lleno de Verdad, lleva a la gente a la Verdad, y guía a la gente hacia la Divina Presencia del Señor de los Cielos, y al Día de la Resurrección.

 

Oh nuestro Señor, perdónanos, bi hurmat al Habib, bi hurmat al Fatiha. dum dum dum dum, dum dum dum dum… Anta Rabbi Anta Hasbi, Ya man lahu’l Mulk wa’l Malakut. Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Aziz Allah, Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Aziz Allah, Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Subhan Allah, Allah Allah, Allah Allah, Allah Allah, Sultan Allah. Fatiha.

Enlace Vídeo: http://saltanat.org/videopage.php?id=6775&name=2010-04-07_en_BeAsYouAre.mp4

Sobre Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.