Principios de la orden sufi tariqa Naqshbandi (V)

Regreso :

Este es un estado en el que el seguidor, que recita dhikr a través de la negación y la afirmación, llega a comprender la frase del Santo Profeta, “Oh mi Dios, Tu eres mi Objetivo y Tu Placer es mi propósito.” La recitación de esta frase aumentara en el discípulo la conciencia de la Unicidad de Dios, hasta que alcance el estado en el que la existencia de toda la creación se desvanece de sus ojos. Todo lo que ve, donde quiera que mire, es el Uno Absoluto. Los discípulos Naqshbandi recitan este tipo de dhikr para extraer de sus corazones el secreto de la Unidad, y para abrirse a sí mismos a la Realidad de la Única Presencia Divina. El principiante no puede dejar este dhikr si todavía no ha aparecido este poder en su corazón. Debe seguir recitándolo imitando al Sheikh, porque el Profeta (la paz sea con él) ha dicho, “Quienquiera que imite un grupo de personas, pertenecerá a ellos.” Y quienquiera que imite a su maestro, algún día encontrará este secreto abierto a su corazón.

El significado de la palabra regreso (baz gasht) es el retorno a Dios, Exaltado y Todopoderoso, mostrando completa sumisión a Su Voluntad, y completa humildad entregándole toda alabanza. Esta es la razón que el santo Profeta mencionó en su invocación, “”Nosotros no Te recordamos como Tu mereces ser recordado, Oh Dios.” El seguidor no puede llegar a la Presencia de Dios en su dhikr, y no puede manifestar los secretos y atributos de Dios en su dhikr, si es que no recita el dhikr con el Apoyo de Dios y estando bajo el Recuerdo de Dios. Como Bayazid dijo, “Cuando llegue a El vi que Su recuerdo de mí precedía mi recuerdo de Él.” El seguidor no puede recitar dhikr por sí mismo. Debe reconocer que es Dios el que esta haciendo dhikr a través de él.

  Atención :

Significa que el seguidor debe vigilar su corazón y cuidarlo impidiendo que malos pensamientos entren en él, porque impedirán la unión con lo Divino. Es reconocido en la Orden Naqshbandi, que si un seguidor salvaguarda su corazón de malas inclinaciones por quince minutos es un gran logro. Por esto será considerado un real sufí. Sufismo es el poder para proteger al corazón de malos pensamientos y de bajas inclinaciones. Quienquiera que logre estos dos objetivos conocerá su corazón, y quien conozca su corazón conocerá a su Señor. El Santo Profeta (la paz sea con él) ha dicho, ” Quien se conoce a sí mismo conoce a su Señor.” Un Sheikh Sufí dijo, “Porque protegí a mi corazón por diez noches, mi corazón me ha protegido por veinte años.”

Abu Bakr al-Qittani dijo,

“Yo fui el guardián de la puerta de mi corazón por cuarenta años, y nunca la abrí para nadie excepto a Dios, Todopoderoso y Exaltado, hasta que mi corazón no conocía a nadie salvo a Dios Todopoderoso y Exaltado.”

Abul Hasan al-Kharqani dijo, “Durante cuarenta años Dios ha estado mirando a mi corazón y no ha visto a nadie excepto a El Mismo. Y no hay lugar en mi corazón para otro que no sea Dios.”

 Reunión :

Se refiere a cuando el que recita el dhikr protege a su corazón con la negación y afirmación en cada respiración sin abandonar la Presencia de Dios, Todopoderoso y Exaltado. Requiere que el seguidor mantenga su corazón continuamente en la Presencia divina de Dios. Esto le permite comprender y manifestar la Luz de la Única Esencia de Dios. Entonces apartara tres de cuatro diferentes formas de pensamiento: pensamientos egoístas, malos pensamientos y pensamientos angélicos, manteniendo y afirmando solamente la cuarta forma de pensamiento, pensamientos veraces. Esto llevara al seguidor al más alto estado de perfección descartando todas sus imaginaciones y abrazando solo la realidad que es la Unicidad de Dios, Todopoderoso y Exaltado.

  Conciencia del Tiempo :

Vigilar la propia tendencia al olvido. El seguidor debe saber cuanto tiempo ha empleado en moverse hacia la madurez espiritual y debe darse cuenta a que lugar ha llegado en su viaje hacia la Presencia Divina. El seguidor debe progresar con todas sus fuerzas. Debe utilizar todo su tiempo para alcanzar su único objetivo, arribar a la estación del Amor Divino y la Presencia Divina. Debe ser consciente que de todos sus esfuerzos y de todas sus acciones, Dios es testigo del más pequeño detalle. El buscador debe llevar la cuenta de sus acciones y sus intenciones todos los días y todas las noches, y analizar sus acciones cada hora, cada segundo, y cada momento. Si ellas son buenas, agradece a Dios por eso. Si son malas, debe arrepentirse y pedir perdón a Dios.

Shah Naqshband lo explico diciendo:

“Deben ser conscientes de ustedes mismos. Si estaban siguiendo la Ley Divina entonces deben agradecer a Dios, sino deben pedir perdón.”
“Lo que es importante para un seguidor en ese estado es mantener seguro hasta el menor periodo de tiempo. Tiene que permanecer en guardia de sí mismo, y juzgar si estaba en la presencia de Dios o si estaba en la presencia de su ego, en cada momento de su vida. Deben evaluar como utilizan cada momento: con Presencia o en Negligencia.”

  Conciencia de los Números :

El seguidor que esta recitando el dikhr debe ser consciente del numero exacto de repeticiones que comprenden el dikhr silencioso del corazón. Mantener la cuenta del dikhr no es por la cuenta en si misma, sino para proteger al corazón de malos pensamientos, y que se concentre mas en el esfuerzo por alcanzar lo antes posible la repetición prescrita por el Sheikh. El pilar del dikhr a través del numero de repeticiones, es llevar al corazón a la Presencia del Uno quien es mencionado en ese dikhr y seguir contando, uno por uno, y darse cuenta que todos estamos en necesidad de ese Uno cuyos signos aparecen en toda creación.

Shah Naqshband dijo:

“La observación de los números durante el dikhr es el primer paso en el estado de adquisición del conocimiento celestial.”

Esto significa que contar lleva a reconocer que solo Uno es necesario para la vida. Todas las ecuaciones matemáticas necesitan el numero Uno. Toda la creación esta en necesidad del Uno.

Conciencia del Corazón :

Significa dirigir el corazón del seguidor hacia la Presencia Divina, donde solo vera a su Amado. Significa experimentar Su manifestación en todos los estados. Ubaydullah al-Ahrar dijo: “El estado de conciencia del corazón es el estado de estar presente en la Presencia Divina de tal manera que no se puede ningún otro salvo a Él.” En tal estado uno concentra el lugar del dikhr dentro del corazón porque este es el centro de poder. Todos los pensamientos e inspiraciones, buenos y malos, se sienten y aparecen uno tras otro, alternándose, moviéndose entre luz y oscuridad, en constante revolución, dentro del corazón. Se requiere el dikhr para controlar y reducir la turbulencia del corazón.

Sobre Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.