Poema con licencia Heart Commons

poesía, amor y luzUn poema que ha caído en mis manos como una hoja de otoño. Me lo trajo el viento, o el  hermano Ahmed del diker de los Jueves. Y que me perdone esta pequeña traición porque él no quería figurar. El poema también cayó  en sus manos y añadió algunas cosas como tal vez yo he añadido algunas. Te invito a que hagas lo mismo. Corta y pega este poema, modifícalo, mejóralo, pero sólo tienes permiso para hacerlo si sigues estrictamente el dictado de tu corazón. Su belleza es que es un poema con licencia Heart Commons.

La Nueva Tierra

Porque creemos en la Nueva Tierra…
La Nueva Tierra aquí está.
La Tierra que siempre ha sido,
En su cristalino corazón
Cuna de la Paz y del Amor.

Y nosotros, sus hijos, a quien la Tierra
Ama tanto y profundamente…,
Caminamos ya por las sendas
De su bellísima y renovada piel.

Aquí donde el hombre y la mujer
Se respetan a sí mismos, y se quieren
En el remanso de ternura del hogar
Donde las manos sólo construyen ilusiones
Con deseos anhelantes de flor viva.

Donde bailamos y cantamos
Las nuevas canciones de Libertad
Recordando a nuestros antiguos linajes,
¡¡ Honor y Gloria Mash Alli Salam ¡!

Donde respiramos aire puro,
Cabalgando luminosas emociones,
Y los odios se tornan en la fuerza
Incontenible de un optimismo fecundo.

Aquí, donde el prójimo es mi hermano,
Y sólo ríe en cada encuentro.
Donde las hormiguitas me enseñan
Con alegría su trabajo.

Donde robles y delfines decoran mis sueños…,
Y el colibrí y el oso polar derraman su bondad
En cada verde pluma…,
En cada sedoso y blanco pelo.

En aguas frescas de rutilante discurrir
El temperamento de los osados
se apacigua…, mientras
bajo doradas arboledas,
se encienden las almas de los enamorados.

Así es la Nueva Tierra…,
Por valles y desiertos una onda palpitante
De Verdad (Haqq) , nos arma generosamente
De Valor, Nobleza y Humildad.

Aquí, donde todos los seres:
Grandes y pequeños, visibles e invisibles
Somos felices
Porque somos hijos de Dios,
Y la madre Tierra nos ama.

Este es el Reino de la Paz y del Amor,
Ahora, como siempre ha sido y será,
Que los que a ella arriban
En Caballeros de la Luz se convierten…,

Y ya lo pregonan los más vehementes
A voz en grito en el Centro ( Dhiker )
donde la voluntad de Dios es conocida…,
y más allá ( y mash Aláh )

Sobre Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.