Sobre las bendiciones

(El Sheik Abdul Rauf Felpete responde preguntas de la gente sobre la práctica del Dhikr)

Antes se hacía mucho más largo y mucho más repetitivo. Con respecto a la cantidad de repeticiones las cantidades siempre se hacen impares. No hay un solo dhikr fijo de tantas cantidades. Hay un mínimos, y ni si quiera se si decirle mínimo, un mínimo mínimo y no hay un máximo, pero siempre impares. Se puede hacer 1 Fatiha, 3 Fatiha, 5 Fatiha o 7 Fatiha, siempre impares.

“¿Por qué?” – Alguien pregunta.

Porque es sunna del Santo Profeta Muhammad. Si tienen que comer dátiles, coman 3 o 1, 5, 7 o 9, nunca pares, todo lo que es semillas que se puedan contar tienen que comer impares. Y no se por qué. Como les dije al principio no soy un schollar. Lamentablemente no tengo la respuesta de un conocedor para dársela, pero sí les puedo garantizar que es sunna del Santo Profeta Muhammad que todo lo que se coma que se puede contar tiene que ser impar, y todo lo que se canta o se recita debe ser impar, o uno o tres, cinco, siete, pero siempre impar. Incluso no se redondea, así que siempre se hace ciento uno, mil uno, preguntaron por qué, por eso, para buscar la imparidad. Eso con repetición y a los números. Con respecto al día, el día Jueves no deben saber por qué, porque en realidad no es Jueves, es Juma day. Es el día Juma que empezó en el Magrib hoy. Al empezar el Magrib hoy, la noche de Jueves para nosotros es noche sagrada del día de Juma. Por eso a partir del Magrib se puede decir “Juma Mubarak”, porque a partir del Magrib ya corre. No lo usan acá, en otros lados se utiliza muchos, nosotros casi no lo usamos, pero se puede decir perfectamente porque ya está corriendo la energía del Juma. Así que por eso el dhikr se puede hacer los Jueves. En realidad se puede hacer en cualquier día. Es más, Mawlana autorizó no hace mucho a alguien a hacerlo el Viernes a la tarde después del Juma. Porque se juntaban para que lo hicieran de día después del hacer. De día, y yo creí que no se podía. Mawlana ha dicho “en cualquier momento que se junten”. El ideal es el Jueves. ¿Qué significa hacer las cosas como ideal o como Mawlana propone o con lo que es sunna? No tienen que ver al islam como una prohibición de cosas, que es la diferencia que tiene nuestra orden a la ortodoxa, porque las cosas son prohibitivas no no no. Las cosas se hacen bien y tienen muchísimas bendiciones, menos bien tienen menos bendiciones. Cuanto más le sacamos menor es la cantidad de bendiciones. Esta es la cuestión. ¿Y nosotros de qué vivimos? De bendiciones. No les quepa ninguna duda que una ciudad como México DF con veintipico de millones de habitantes se sostiene gracias a las bendiciones, sino la gente por cualquier cosa se mataría. O cuando tiembla que todos piensan que se va a caer todo y nada. Entonces las bendiciones nos sostienen a todos. Nos protegen. Si dejaran de caer bendiciones la humanidad choca entre si irremediablemente y se mata sola y retrocede de una forma tremenda. Por eso nosotros tenemos que atrapar bendiciones de cualquier forma. El sunna, todo eso de lo que hablamos y mucho más es cosechar bendiciones. Es llevar una vida simple, una vida limpia, recta, todo eso, el casarnos como hablábamos con las mujeres, el tener niños, el hacerlos nacer en la casa, todo es bendiciones. No es obligaciones islámicas, no, son bendiciones. Los que no entienden de qué se trata lo tornan como cosas obligatorias y no, es por bendiciones y nosotros nos alimentamos de bendiciones. Y como es un alimento que no podemos comprar ni conseguir tenemos que tratar de ganarlas de la forma que sea. Cae sobre nosotros millones de bendiciones. Esta reunión tiene miles de bendiciones. Porque dejamos de hacer cosas, porque viajamos para hacerlas, por todo lo que significa, no por lo que se habla aquí solamente. Sino por lo que significa que estemos juntos para estar aquí, que tengamos que haber hecho la cantidad de kilómetros desde Argentina hasta aquí, no tengo ni idea, cuántos hay, muchos, jaja. Porque a Sayid lo hayamos vuelto loco por un mes a través de internet, que ustedes hayan podido venir y mañana trabajan. Es decir, es genere una bendición, ¿convocado por qué? ¿Acaso estoy repartiendo plata? No. Convocado para hablar de cosas que nadie escucha. Alhamdulilah, Bismilah. Alhamdulilah.

Etiquetas:

Sobre Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.