En cónclave veraz (cónclave de “Sheijs” en La Vera)

El pasado fin de semana se reunieron en La Vera las personas que tienen alguna responsabilidad en la trariqa naqshbandi: maqams, grupos de diker, dhergas…

Dijo Sheij AbdelWahid que, a pesar de estar en La Vera, no era un cónclave de veratos sino de veraces, Sadiqqin. También podríamos decir de “Reales”, Haqqani.

Muchos sentimos que Mawlana estaba feliz con la reunión. Y esta conexión llegó incluso a algunos de los Sheijs más antiguos de Inglaterra, que pudieron ratificarlo y felicitarnos por el encuentro.

Aunque estas reuniones son como un prisma con muchas caras, en el que cada uno saca una impresión distinta, intentaré enumerar muy brevemente algunas de las conclusiones a las que se llegaron. O, al menos, las que yo llegué (ruego disculpas y correcciones si falta o sobra algo).

Primero. Se estableció una “ruta de los maqams”, es decir, se fijaron fechas de visitas para los diferentes maqams que hay en España, que son muchos y potentes. Con la idea de encontrarnos y “cargarlos” con la baraka de la reunión y del movimiento, inshalLah.

(próximamente publicaremos el calendario propuesto).
Segundo. Se reconstituyó una asociación Haqqani que se hizo hace trece años para dar cobertura legal y administrativa a la tariqa en España. Se nombraron nuevos cargos y vocales por Comunidades Autónomas.

Tercero. Se planteó la idea de centralizar las actividades naqshbandis en una página que luego distribuya contenido a las demás webs. Para que nadie se pierda nada.

Cuarto. Se reconoció a Sheij Umar como el muqadam de España.

Quinto. Se estableció la importancia de intentar que todo pase por Mawlana y por su permiso.

Sexto. Y, por supuesto, que en la tariqat no hay Sheijs, sólo Sheij Nazim (qas).

La reunión planteó además muchas otras cosas interesantes:

– Las características que tiene que tener un Sheij: humildad, universalidad y gratuidad.

– La búsqueda del equilibrio justo entre el orden y el caos en la organización de grupos o eventos de la tariqa. Es importante no controlar demasiado para dejar un espacio a la novedad y a la creatividad, pero tampoco descontrolar demasiado, sino encontrar el equilibrio justo entre ambas cosas, que es el que viene de arriba.

– La sabiduría de no poner el acento ni sólo en lo exterior ni sólo en lo interior. Hay que tener mucho cuidado de no caer en un juego de formas vacías ni en una “mística” que se agote en sí misma, tratando de dar cada paso con las dos piernas, armonizando el adentro con el afuera.

– Y lo que a mí más me impresionó: un ambiente de respeto y hermandad, de unidad espiritual, y la sensación de trabajar hombro con hombro en el nombre de Allah (swt) y de su Profeta (sas).

Y, como siempre, bailaron y volaron los corazones, guiados y abrazados por la presencia espiritual de Mawlana Sheij Nazim (qas) y de Sheij AbdulLah Daguestani (qas).

AlhamdulilLah wa SucrulilLah.

Y Allah sabe más.

 

Un par de vídeos del evento. Una parte de una du’a de S. Abdelwahid (una pena que no esté completa) y un poco de un hadrah que eleva el corazón…

Du’a de Sheij AbdelWahid

Hadrah:

Etiquetas: , ,

Sobre Shihabuddin

Psicólogo y escritor. Practicante del sufismo en la tariqat naqshbandi.