Bodhapancadasika, o Quince Versos de Sabiduría, por Abhinavagupta

Quería compartir con todos vosotros alguna enseñanza de una tradición mística e iniciática que siempre me ha fascinado por su profundidad filosófica y por la amplitud de los medios que expone para la realización del Ser. Dentro del esquema de las escuelas tántricas hindúes es considerada la más elevada, por encima de la Kaula. El Shaivismo No Dual de Cachemira o Trika es una enseñanza gnóstica no-dual que tiene muchos puntos en común con el Sufismo, así como con el Vedanta, Dzogchen, etc,… tanto a nivel doctrinal como operativo. Uno de estos puntos es el énfasis puesto en los “medios de shakti” o “shaktopaya” (medios de poder), en que el sadhaka (iniciado tántrico) trabaja con el mantrayoga en un espíritu muy similar a nuestra práctica de Dikr, en el que el Nombre Divino es un vehículo que conduce a la realización de lo divino. Pero la explicación detallada de ésto conllevaría un artículo sólo para el tema tratado.

Dejo más abajo mi propia traducción realizada hace algún tiempo de un texto básico del para mí más grande maestro tántrico de la India, Abhinavagupta (siglo X e.C) , quien escribió una verdadera enciclopedia de la ciencia tántrica llamada Tantralokah o “Luz sobre el Tantra”. Es el Bodhapancadasika, o “Quince Versos de Sabiduría”. El gnóstico sabrá reconocer en estos versos el “perfume de la sabiduría” presente en el núcleo de todas las tradiciones espirituales.

Abhinavagupta escribió el Bodhapancadasika para sus discípulos más devotos, y según mi humilde opinión es una obra muy importante en dicha tradición, no sólo porque expone la esencia de la gnósis del Trika, sino porque, para el practicante espiritual que es adhikari (plenamente competente) su sóla lectura y meditación puede conducir a un repentino destello de consciencia o udhyama, una especie de satori.

Creo que la mía es la única traducción al castellano.

 

 

 

 Quince versos de Sabiduría

(Bodhapancadasika)

Abhinavagupta

Traducido por Amitabhanath

1. La brillantez del Ser Uno ilumina sin desaparecer en la luz externa o en la oscuridad, porque todo, luz y oscuridad, reside en la luz suprema de la Consciencia de Dios.

2. Este Ser es llamado el Señor Siva. Él es la naturaleza y la existencia de todos los seres. El mundo externo objetivo es la expansión de Su Energía y está pleno con el esplendor de la gloria de la Consciencia de Dios.

3. Siva y Sakti no son conscientes de que están separados. Ellos están interconectados de la misma manera que el fuego es uno con el calor.

4. Él es el Dios Bhairava. Él crea, protege, destruye, oculta, y revela Su naturaleza a través del ciclo de este mundo. Este universo entero es creado por Dios dentro de Su propia naturaleza, como uno encuentra el reflejo del mundo en un espejo.

5. El estado conjunto del universo es Su Energía suprema (Sakti), la cual Él creó a fin de reconocer Su propia naturaleza. Esta (Sakti), que es la encarnación del estado conjunto del universo, ama poseer el estado de la Consciencia de Dios. Ella está en estado de ignorancia, permaneciendo perfectamente completa y plena en todo y en cada objeto.

6. El Señor supremo Siva, que es todo-penetrante y se place jugando y cayendo, junto con la Energía de Su propia naturaleza produce simultáneamente la variedad de la creación y la destrucción.

7. Esta acción suprema no puede ser llevada a cabo por ningún otro poder en este universo excepto el Señor Siva, quién es completamente independiente, absolutamente glorioso e inteligente.

8. El estado limitado de conciencia es no consciente (o no sintiente) y no puede expandirse simultáneamente para llegar a ser las varias formas del universo. El poseedor de independencia es absolutamente diferente de aquel estado (no consciente) de consciencia. Tu no puedes, por lo tanto, reconocerle a El de una sola manera. En el momento que le reconoces de una manera, también le reconocerás de otro modo.

9. Este Señor Siva, que es completamente independiente (svatantrya), tiene la diversidad de la creación y la destrucción existiendo en Su propia naturaleza. Y, al mismo tiempo, esta diversidad es encontrada existiendo en su propia manera como la esfera de la ignorancia.

10. En este mundo encontrarás variedades de creación y destrucción, algunas de las cuales son creadas en el ciclo superior, algunas de las cuales son creadas en el inferior, y algunas de las cuales son incluso creadas en el medio. Atados a estos mundos son creadas porciones más pequeñas de mundos. Dolor, placer, y poder intelectual son creados según el estado de ser. Esto es el mundo.

11. Si tu no comprendes que no existe realmente ningún espacio de tiempo, esta equivocación es también la independencia (svatantrya) del Señor Siva. Esta equivocación causa la existencia mundana (samsara). Y aquellos que son ignorantes están aterrorizados por la existencia mundana.

12. Cuando, debido a la Gracia del Señor Siva (que) cae sobre ti, o debido a las enseñanzas o fuerza vibrante de tu Maestro, o por la comprensión de las escrituras que conciernen con el Supremo Siva,  alcanzas el verdadero conocimiento de la realidad, que es el estado de existencia del Señor Siva, eso es la liberación final. Esta plenitud es obtenida por almas elevadas y es llamada la liberación en esta vida (jivanmukti).

13. Estos dos ciclos, esclavitud y liberación, son el juego del Señor Siva y nada más que eso. Ellos no están separados del Señor Siva porque los estados de diferenciación no han surgido en absoluto. En realidad, nada le ha sucedido al Señor Siva.

14. De esta manera el Señor, Bhairava, la esencia de todo ser, ha mantenido a Su manera en Su propia naturaleza, las tres grandes energías: la energía de la voluntad (iccha-sakti), la energía de la acción (kriya-sakti), y la energía del conocimiento (jnana-sakti). Estas tres energías son justo como aquel tridente que es el triple loto. Y sentado en este loto está el Señor Bhairava, que es la naturaleza de universo entero de 118 mundos.

15. Yo, Abhinavagupta, he escrito y revelado estos versos para algunos de mis queridos discípulos, quienes tienen poca comprensión intelectual. Para aquellos discípulos, que son profundamente devotos de mí, he formado estos quince versos, sólo para elevarlos instantáneamente.

 

 

 

Sobre Abdul Matin

Interesado en el Sufismo, Tantra hindú y budista, Dzogchen, Vedanta, y en general en los sistemas no-duales. También soy estudiante de sánscrito y (recientemente) de árabe.